Champions: el Madrid se clasifica como segundo y ya conoce a tres de sus posibles rivales (todos temibles)

Queda una jornada, pero el equipo de Zidane ya no puede superar al PSG en su grupo

REAL MADRID - PARIS SAINT GERMAIN
Benzema celebra uno de los goles que marcó al PSGRodrigo JiménezEFE

A falta de una jornada (dos para cuatro grupos, los que juegan hoy) se va aclarando el panorama para los octavos de final de la Champions. El empate del Real Madrid contra el PSG le deja a cuatro puntos de los franceses, y como quedan tres por disputarse ya no pueden atraparlos como primeros de grupo. El equipo de Zidane, por tanto, se clasifica como segundo y en la siguiente fase tendrá como rival a un primero. De momento, hay tres equipos que ya son líderes de sus grupos y, por tanto, posibles oponentes de los blancos en el sorteo que se celebrará el 16 de diciembre a las 12:00. Los tres son muy peligrosos. Uno es el viejo enemigo Bayern Múnich, el único en esta Champions con pleno de victorias, pese a su irregular arranque en la Bundesliga. Lewandowski lleva una temporada espectacular, si bien es cierto que el cruce de octavos no se da hasta febrero. Además, al Madrid le podría caer la Juventus de Cristiano Ronaldo, con lo que el morbo estaría más que asegurado, y tampoco faltaría tensión en un posible duelo contra el Manchester City de Guardiola.

Estos son los tres primeros seguros en la Champions de momento. La lista crecerá en breve. En el grupo E el Liverpool, el defensor del título, tiene ventaja, lo que supondría otro oponente de cuidado para el Madrid. En el F es el Barcelona, con el que no se podría enfrentar de momento, aunque los azulgrana se la juegan esta noche contra el Borussia Dortmund. En el G estaría quizá el rival más accesible: el Leipzig alemán es el líder ahora, pero todavía pueden llegar a esa posición el Olympique de Lyon y el Zenit ruso. Por último, en el E, el Ajax comanda la clasificación, pero está todo por decidir ya que está empatado a puntos con el Chelsea y con el Valencia (con el que el Madrid no se podría enfrentar).