6 recetas para hacer pan durante el confinamiento por coronavirus

Algunas sólo tienen 3 ingredientes, para otra no hace falta ni horno y en otra se puede hacer en el microondas

El pan hecho en casa es sumamente satisfactorio
El pan hecho en casa es sumamente satisfactorioDreamstime (nombre del dueño)

Tantos días encerrados en casa nos ha hecho pensar en aquello que es realmente importante tener en casa por si nos pilla un imprevisto como una pandemia. Quizá seamos de los que no queremos bajar a la calle cada día, ni siquiera para comprar el pan, y nos hemos cansado de congelar varios días, para luego descongelarlo y darnos cuenta de que no queda igual. Vamos a remangarnos y os enseñamos 10 maneras de hacer pan en casa como si fuéramos una auténtica panificadora.

1.- PAN NORMAL

Esta es la receta tradicional que se puede hacer a mano o con algún electrodoméstico como la Thermomix. Los ingredientes:

  • 250 g de agua
  • 15 g de aceite de oliva
  • 15 g de levadura de panadería deshidratada (*)
  • 500 g de harina de fuerza (*)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal

(*) Ambos productos pueden ser sustituidos por levadura en polvo y por harina normal o de repostería (incluso de maiz o garbanzo), respectivamente.

En un bol grande hacemos una montaña de harina con forma de volcán y en el hueco dejado en el centro vamos añadiendo la levadura prensada (o en polvo) y el agua (ligeramente tibia). La sal se añade en el exterior y los componentes se van mezclando con lentitud hasta obtener una mezcla ligeramente pringosa. Se irá corrigiendo si vemos que nos queda muy líquida, mientras que si está demasiado espesa, añadiremos más agua.

Sobre el mismo bol espolvoreado de harina colocamos la masa y comenzamos a masar presionando con la palma de la mano y deslizando hasta que se empiece a romper. Doblamos la masa de fuera adentro sobre sí misma varias veces y tras 15 minutos de repetir la operación, la sacamos y la colocamos sobre una encimera espolvoreada de harina. apretando para eliminar el gas del interior. Aamasamos extendiendo la masa como si fuéramos a hacer una pizza. Vamos doblando los bordes hacia el centro y presionamos, hasta volver a obtener una bola.

Si al apretar la bola con un dedo la masa recupera su forma ya está listo, Si no, procederemos a un segundo amasado. En cualquier caso dejar la masa en la parte inferior del bol y cubrir con un trapo para que fermente durante 15 minutos. Al término de la fermentación volvemos a darle la forma de hogaza. Espolvoreamos con más harina la superficie, le damos tres o cuatro cortes en cuadrícula y al horno: 40 minutos a 230 grados. (A veces introducirlo con una fuente con un poco de agua ayuda a mantener la humedad).

Algunas recetas requieren una segunda fermentación de otros 15 minutos. En el caso de la receta de la Thermomix no hace falta tanto proceso, léalo aquí.

2.- PAN EN EL MICROONDAS

Esta técnica simple le permite hacer pan, o algo que sabe mucho a pan, si nos estamos volviendo técnicos, en 90 segundos. La receta, compartida por Surrey Live , es la siguiente:

Ingredientes:

  • 40 g de harina con levadura
  • Una clara de huevo
  • 25 g de margarina
  • Un poco de jugo de limón.
  • Un tercio de cucharadita de azúcar.
  • Un tercio de cucharadita de levadura en polvo

Método: Coloca la clara de huevo en una taza y bate hasta que esté espumosa Mezclar en polvo para hornear y jugo de limón Agregue todos los demás ingredientes y mezcle hasta que quede suave.

Microondas durante 90 segundos. Esta receta no va a hacer un pan mágico como el que comprarías en las tiendas. Es una mezcla en una taza. Puede intentar sacarlo de la taza para cortarlo y tostarlo si lo desea, pero le recomendamos que lo tenga como un pastel más simple. AL tratarse de una receta americana recomiendan que si se quiere se “cubra con frijoles horneados o unte en mantequilla y mermelada o chocolate para untar”. Si no tiene ningún huevo (otro artículo que se suele comprar en las tiendas en el momento en que abren), puede cambiar la clara de huevo por tres cucharadas de aquafaba (el jugo de una lata de garbanzos), un plátano maduro en puré, tres cucharadas de agua con una cucharada de linaza molida o semillas de chía, o tres cucharadas de leche con una cucharada de vinagre de manzana.

Pan navajo
Pan navajoLa Razón
3.- PAN CON TRES INGREDIENTES (PAN NAVAJO)

Esta es una receta barata de pan plano en la que solo necesita tres ingredientes básicos. El chef y panadero Brandon Johnson ha compartido una receta de pan plano que parece súper simple y fácil de hacer. Brandon, de Dakota del Sur, publicó la receta de pan plano Navajo (nativo americano) en Facebook, donde fue compartida por 190,000 usuarios.

Ingredientes:

  • Harina
  • Mantequilla (o aceite si no puedes encontrar mantequilla)
  • Levadura en polvo.

Los ingredientes restantes (agua y sal) son artículos cotidianos para el hogar a los que todas las familias también deberían tener acceso.

Lo que necesitarás para hacer Pan plano Navajo, para seis personas: 2 tazas de harina 1 - 1 ½ taza de agua tibia, 1 cucharada de polvo de hornear, 1 cucharadita de sal , 1 cucharada de aceite / mantequilla / manteca.

Mezcle los ingredientes secos y agregue la mayor parte del agua, mezcle y agregue agua hasta que tenga la consistencia de una masa de pizza pegajosa Amasar durante unos minutos. Dejar reposar en un recipiente engrasado durante 30-60 minutos Divida en 6 piezas y extienda sobre una superficie enharinada delgada. (Espesor de la tortilla) Calentar la sartén a 180 ° C y cocinar hasta que estén doradas y voltear, cocinar hasta que estén listas. Se pueden preparar con anticipación y guardar bajo un trapo o congelar para su uso posterior.

4.- PAN SIN HORNO NI LEVADURA

Se parece bastante al pan hecho en el microondas pero sustituimos la levadura por un remedio casero

Ingredientes:

  • Un huevo
  • 2 tazas de harina
  • una cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1/2 taza de agua

Se calienta ligeramente el agua hasta que esté tibia y en ella se disuelve el bicarbonato que servirá de levadura improvisada. En ese mismo agua se introduce el azúcar. Con la mantequilla derretida en el microondas se mezcla lentamente con la harina, ligeramente tamizada, y amasando con las manos. Añadimos a la harina y la mantequilla ponemos el huevo mientras seguimos el proceso de amasado y añadimos el agua con el bicarbonato y el azúcar. Añadimos sal y seguimos amasando, incluso podemos introducirle otros elementos como nueces, pasas o aceitunas.

Cuando hayamos conseguido la consistencia deseada para el pan (ni muy pegajoso ni muy líquido) dejamos que repose al menos 50 minutos, les damos forma de panecillos y los dejamos reposar otros 15 minutos. Los colocamos en una fuente apta para el microondas y a máxima potencia los cocinaremos durante 10 minutos.

Pan en sartén
Pan en sarténCuking.com (nombre del dueño)
5.- PAN A LA SARTÉN

La receta original es la de los muffins ingleses, esos panecillos que son la base de los famosos huevos benedictinos pero adaptada para hacerla, si se puede, aun más sencilla. Además, se puede comer con dulce o con salado.

Ingredientes para 10 panecillos grandes:

  • 250 gr de harina
  • 125 gr de agua
  • 1 huevo
  • 30 gr de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de levadura de panadería seca
  • 1/2 cucharadita de sal

Mezclamos en un bol los ingredientes secos, es decir: la harina, la levadura y la sal. Añadiremos el agua templada, el aceite y el huevo y comenzaremos a amasar. Cuando ya tengamos una bola de masa mas o menos homogénea la pasaremos a la mesa, previamente espolvoreada con un poco de harina, y amasaremos durante un par de minutos. Luego dejaremos reposar la masa en forma de bola en un recipiente untado con unas gotas de aceite durante 15-20 minutos.

Volvemos a colocar la masa sobre la mesa y podemos estirarla y hacer unas tortitas y freírlas o darles la forma de bollitos utilizando la boca de un vaso normal. Con los restos se pueden formar nuevos bollitos. En una sartén separamos varias unidades separadas a fuego bajo y los taparemos. Cocinar durante unos 4 minutos. Les damos la vuelta y cocinamos otros tantos.

6.- PAN SIN AMASAR

Para aquellos que no tengan ningún electrodoméstico que le permita amasar y la técnica manual le resulte tediosa, les recomendamos esta receta que permite hacer pequeña barras de pan sin mucho esfuerzo y en poco tiempo.

Ingredientes
  • 500 gramos de harina de trigo
  • 370 ml de agua tibia
  • 10 gr de levadura fresca o 3,5 de levadura seca
  • 10 gr de sal
  • 1 cucharadita de miel

Esta fórmula, entresacada de la cuenta de instagram de @laura.lopez.mon, es de una extrema sencillez y los resultados son espectaculares. Primero mezclamos la levadura con el agua tibia y la miel hasta que la disolución sea completa. Por otra parte, en un bol mediano mezclamos la harina y la sal. Añadimos un poco del agua mezclada con miel y levadura, y comenzamos a mezclar con una espátula o cuchara de madera teniendo cuidado de que no se pegue.

Para finalizar echamos el resto del agua y mezclamos hasta que quede una masa uniforme, pero sin ser demasiado dura ni demasiado líquida, corrigiendo con agua o harina respectivamente. Volcamos el contenido en una fuente de horno previamente espolvoreada con harina tamizada, bastante grande puesto que va a crecer. Lo dejamos reposar entre una hora y media a dos horas tapado con un papel film untado de aceite para que no se pegue la masa al crecer.

Una vez pasado el tiempo conveniente, precalentamos el horno al máximo mientras preparamos las barras. Volcamos la masa resultante sobre un papel de horno y en la bandeja del mismo teniendo cuidado de que no se quede pegado (para ello damos la vuelta completa a la fuente sobre el papel y con una espátula y mucho mimo despegamos la masa. Con una espátula o una lengua separamos el total de la masa en cuatro partes iguales, sin hacer cortes, sino haciendo como una guillotina y apartando hacia los lados.

Lo metemos al horno a 225 grados durante unos 40 minutos o hasta que veamos que la corteza del pan se haya dorado y esté crujiente. Para ayudar a esponjar la masa y que la superficie cruja, introducimos en el fondo del horno un cubito de hielo.