Tras las torrijas, ¿sabéis hacer donuts?

Levanova nos muestra cómo hacerlos una vez que ya hemos perfeccionado el dulce típico de Semana Santa para los nuestros durante el confinamiento provocado por el Covid-19

Donuts hechos con levadura marca Levanova
Donuts hechos con levadura marca LevanovaROBERTO IVAN CANODoDonuts hechos con levadura marca Levanova

Durante el estado de alarma por el coronavirus, a la mayoría nos ha surgido una vena panadera y repostera que hasta ahora no habíamos descubierto, de ahí que hoy elaboremos esta receta de donuts perfecta para el desayuno y esa merienda que se ha convertido en un momento familiar.

Las conocidas berlinas o donuts son roscas de pan dulce fritas que, poco a poco, se han convertido en uno de los postres y meriendas más populares del mundo. Su característico agujero se debe a la necesidad de que se frieran bien por dentro. Aunque hay diferentes teorías sobre sus orígenes, lo cierto es que muchos señalan que se localizan en el norte de Europa. No es sorprendente que las berlinas se hayan hecho tan famosas, pues, además, de ser un dulce muy sabroso, es muy fácil de preparar, incluso en casa, y ofrece muchas posibilidades para personalizarlo con una amplia variedad de recubiertos de glaseados o chocolates y rellenos como mermelada o crema.

Desde levadura Levanova, quieren que aprendamos a realizar nuestras propias berlinas en casa. Por ello, nos ofrecen una receta de lo más sencilla, para que nadie se quede sin probar este universal y delicioso postre elaborado de forma casera. Además, para que veamos lo fácil que es… ¡nos traen la receta en vídeo! (https://www.levanova.es/post/receta-de-donuts-berlinas)

Ingredientes:

-500 gr. de harina de fuerza + 60 gr harina -10 gr. sal -24 gr. de levadura fresca Levanova -250 ml. de leche entera -100 gr. de azúcar -2 huevos -50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente -Aceite de girasol

En cuanto a la cobertura. Desde Levanova nos ofrecen un rico glaseado de vainilla, para lo que sólo necesitaremos:

-Media taza de azúcar pulverizado -Cuatro cucharaditas de leche -Una cucharadita de esencia de vainilla

Proceso de elaboración:

Ponemos en un bol los 500 gr. de harina de fuerza y los 60 gr. de harina normal. Incorporamos los 10 gr. de sal y los 24 gr. de levadura fresca Levanova desmenuzándola con las manos. Agregamos los 250 ml. de leche entera y los 100 gr. de azúcar y removemos todo bien con una paleta de madera.

Seguidamente, echamos los dos huevos y volvemos remover para homogeneizar nuestra mezcla. El segundo paso es amasar con las manos dentro del bol y, una vez que la mezcla se despegue de las paredes, podremos pasar a hacerlo sobre alguna superficie previamente enharinada. Cuando la masa esté compacta, será el momento de agregar los 50 gramos de mantequilla que deberemos esparcir por toda la masa desmenuzándola con las manos a temperatura ambiente. Seguidamente, amasaremos de nuevo.

Una vez consigamos la textura adecuada en nuestra masa, homogénea y compacta, será el momento de dejarla reposar un tiempo aproximado de una hora dentro de un bol y tapada con un trapo de cocina. Después, cuando haya pasado este tiempo, estiraremos nuestra masa con un rodillo hasta dejarla con un grosor aproximado de un centímetro.

A continuación, crearemos porciones redondas con un círculo más pequeño en su interior. Para ello, podemos ayudarnos de cortapastas de dos tamaños o, en su defecto, alguna herramienta que tengamos en casa, como tapaderas de botes de dos tamaños que podremos usar como plantilla. Lo siguiente es dejar un segundo reposado de nuestras porciones sobre una bandeja con suficiente espacio entre ellas, pues doblarán su tamaño.

Una vez haya finalizado este segundo proceso de fermentación de unos 20 minutos, freímos las piezas en un cazo con aceite a temperatura media-alta hasta que se doren bien. Por último, una vez las saquemos, será el momento de dejarlas escurrir y cubrirlas con el glaseado que habremos preparado previamente simplemente mezclando con unas varillas la media taza de azúcar pulverizado con la cucharadita de esencia de vainilla y las cuatro cucharaditas de leche templada.

Antes de llevarlas a la mesa y cuando nuestros donuts cubiertos de glaseado se hayan enfriado… ¡estarán listos para degustar y disfrutar!