Dabiz Muñoz no reabre DiverXO

El cocinero decide no encender los fogones del único tres estrellas Michelin de Madrid hasta que no cambien las nuevas restricciones impuestas en Madrid para luchar contra el Covid-19

Los hosteleros están furiosos ante las restricciones impuestas en la capital para evitar nuevos contagios de Covid-19. Cada día conocemos el nombre de un cocinero que no puede continuar con su oficio debido a que está obligado a cerrar el restaurante a las once de la noche, debiendo dejar entrar a los últimos comensales a las diez, y el aforo no debe superar al 50 por ciento. Ambas limitaciones les impide hacer los números que hacen viable su concepto de negocio. Más a aquellos cocineros como Dabiz que recibe comensales de fuera de nuestro país, sí, pero también de dentro, de ahí que haya tomado esta decisión ahora que se acerca el puente de El Pilar y de Todos los Santos y es imposible entrar y salir de la Comunidad.

Tanto es así, que el mismo Dabiz Muñoz ha comunicado a través de un vídeo, que ha colgado en su cuenta de Instagram, que tras, permanecer unos días cerrado a causa de un pequeño incendio y después de superar la cuarentena a la que se sometió todo el equipo al detectarse en él varios positivos, ahora que tenían pensado reabrir DiverXO, no lo ve posible: “Tras haber cumplido la cuarentena y tener a todo nuestro equipo sano, tenemos todo listo para la reapertura, pero no va a ser posible. Debido a las nuevas normas y restricciones que se han puesto en la Comunidad de Madrid y, sobre todo, para la hostelería madrileña, no vamos a ser capaces de reabrir el restaurante de momento”, confirma el único tres estrellas Michelin de la capital, quien deja bien claro que es algo temporal hasta que el virus esté controlado y de verdad pueda encender los fogones con todas las garantías y los horarios vuelvan a ser los de antes: “Iremos semana a semana decidiendo si podemos abrir o no en función de cómo evolucionen esas medidas o como se flexibilicen”, asegura. Para llevar a cabo tan dura decisión, ha avisado a los comensales que esta semana tenían su mesa, después de esperar un tiempo, ya que para disfrutar de un menú en DiverXO es necesario hacer la reservar a meses vista: “Iremos haciendo lo mismo en las sucesivas semanas, según lo que vaya ocurriendo”, añade.

Mientras tanto, promete, continuará ideando recetas para GoXO, el “delivery” al que querríamos llamar todos los días, y para StreetXO, donde cocinará “durante algunos servicios para seguir mejorando el restaurante y hacer platos nuevos”.

Son meses durísimos para todos y “para la hostelería madrileña especialmente”, continúa. Por eso, ha querido transmitir un mensaje de ánimo y de esperanza a todos sus colegas de Madrid: “No tiréis la toalla, seguid esforzándoos”, les pide, porque “al final del túnel hay una luz y una ciudad como Madrid es lo más. Es cosmopolita, generosa, abierta al mundo, divertida, con un montón de gente que está deseando volver a los restaurantes, a los bares y a cualquier otro negocio de hostelería”, apunta, al tiempo que insiste en que “aguantéis un poquito más, porque seguro que, más pronto que tarde, vamos a poder volver a llenar todos los negocios de hostelería, que tan necesarios son, no sólo para los hosteleros, sino también para todos los ciudadanos de Madrid”, confirma. Según sus palabras, como la hostelería tiene una función social de juntar a la gente y de ayudar a que las personas se sientan un poco más optimistas, “esto lo vamos a sacar entre todos adelante. Vamos a lograr que Madrid vuelva a ser destino gastronómico mundial. Yo voy a ser el primero que voy a poner todo lo que esté de mi parte para que sea así. Mucha fuerza a toda la hostelería madrileña. ¡Ánimo!, ¡Vamos Madrid!”, ha proclamado.