San Cucufate Monasterio, misterio

Vino San Cucufate 2016 Monasterio, de la bodega San CobateLa Razón

Andar por el mundo del vino es ir de sorpresa en sorpresa. Si uno se para contemplativo a disfrutar de las añadas y de las bodegas que conoce, seguramente acabará en el hastío y en ese vacío existencial que lleva una felicidad calculada, pero previsible. Y a golpe cantado, suele nacer una bodega que investiga raíces históricas y de terruño para contar un relato. Nada menos que un monasterio benedictino del siglo XI en la Ribera del Duero que tenía el lógico viñedo plantado por los ascetas y que hoy son tintos profundos, expresivos de los que no tienen trampa ni cartón. Gumiel de Mercado es la localidad donde se enclava un puñado de viñas que la propiedad de la bodega San Cobate hace una lectura del paisaje y las altitudes de manera casi filosófica. Todo ecológico, medido, sutil para que se exprese la tinta fina. Tan exquisito que puede preocupar al raro. Lo mejor de la casa en la actualidad es un San Cucufate, que entra en boca como una auténtica danza misteriosa de los sentidos, tiene un postgusto silencioso y una acidez salina de muchas hojas de calendario. Vino hermoso, lozano y rotundo, que en sus pocas joyas embotelladas da credencial de felicidad. César Román, a la sazón director comercial, nos invita a un paseo poético por un viñedo soñado.

Bodegas: San Cobate. Nombre: San Cucufate 2016 Monasterio.

D.O: Ribera del Duero.

Precio: 40 euros.

sancobate.com