El Consejo Regulador califica la Añada 2021 de la Denominación de Origen Rías Baixas como “Buena”

Juan Gil de Araujo, su presidente, matizó que para él era “buenísima”

Juan Gil de Araujo brinda con la prensa por la buena cosecha obtenida
Juan Gil de Araujo brinda con la prensa por la buena cosecha obtenida FOTO: D. O. Rias Baixas D. O. Rias Baixas

La Añada 2021 de la Denominación de Origen Rías Baixas ha sido calificada por el Pleno de su Consejo Regulador como “Buena”. Así lo ha anunciado su presidente, Juan Gil de Araujo, durante el tradicional almuerzo de trabajo celebrado en Madrid con los medios de comunicación. En sus palabras de presentación Gil de Araujo matizó que para él la añada había sido “buenísima”.

Dicha calificación fue acordada en la sesión del Pleno del pasado 23 de junio. La decisión se tomó en base a un detallado informe técnico elaborado por el Órgano de Control y Certificación, que incluía, entre otros, los datos relativos al ciclo vegetativo, la cosecha y la vendimia 2021, así como a los resultados comparados del análisis sensorial y fisicoquímico de 931 muestras pertenecientes a 138 bodegas. El vino verificado hasta 31 de mayo de este año suma un volumen de 19.489.541  litros, lo que representa el 64,60% del total del vino de la cosecha. Cabe decir que, hasta finales de mayo, el volumen de vino verificado por el panel de cata del Consejo Regulador se incrementó un 14,63% con respecto al mismo periodo del pasado año.

El informe presentado alude a las cualidades de los vinos enumeradas por el panel de expertos del Consejo Regulador destacando la frescura y buena acidez, valorando positivamente su  retrogusto franco. “Muestran los matices tradicionales de los vinos de esta región con una acidez marcada que además se verá reflejada muy positivamente en los vinos de guarda”explica el presidente del Consejo.

Ciclo vegetativo

En cuanto al ciclo vegetativo del pasado año, el informe recuerda que se caracterizó por un adelanto de la brotación, que resultó homogénea con una fertilidad media-alta, una óptima floración y una incidencia mínima de enfermedades. El adelanto fenológico que se produjo inicialmente se ralentizó por las condiciones meteorológicas del último periodo caracterizado por un verano con menos hora de sol de las habituales en las Rías Baixas, de manera que la vendimia se generalizó en la segunda semana de septiembre. Hay que resaltar  el buen estado sanitario de la uva a su entrada en las bodegas, así como el  incremento del 27% del volumen de producción, alcanzando la cifra récord de 43.809.134 kg y cumpliendo las previsiones realizadas por el Órgano de Control y Certificación. “Lo cual demuestra lo bien que se adaptan estas variedades autóctonas, especialmente la albariño, a este clima atlántico”, explicó el presidente del Consejo Regulador.

Según el informe del Órgano de Control y Certificación, en lo que llevamos de campaña  2021/22 (o sea desde agosto de 2021 hasta mayo de este año) en la Denominación de Origen. Rías Baixas se ha verificado un total de 23.545.119 litros de vino con un aumento del 8,1% en volumen de vino verificado respecto a la anterior. En la actualidad, el 33,76% de estos vinos atlánticos se destina a abastecer los mercados exteriores.