Consejos

¿Cuáles son los embutidos más recomendados por los nutricionistas?

Productos menos procesados, curados y de tipo ibérico son las características que deben de tener estos alimentos a la hora de ser comprados en los supermercados

Embutidos
Embutidoslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@310c279e

Con la llegada de las festividades navideñas, los embutidos se convierten en protagonistas de las mesas, siendo el jamón ibérico y el lomo ibérico las estrellas destacadas. Según el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana, la elección de embutidos más saludables debe inclinarse hacia aquellos menos procesados, curados, y de tipo ibérico, destacando por su magra composición.

Es importante adquirir embutidos de calidad en carnicerías, pero teniendo presente unas pautas para la elección adecuada en supermercados. La clave reside en verificar el porcentaje de carne en el producto, buscando que sea superior al 90% para evitar elementos de relleno perjudiciales para la salud cardiovascular.

Dentro de las opciones más saludables, destacan el jamón york, el jamón serrano, el lomo curado de pavo y cerdo ibérico, la cecina, y pechugas de pollo y pavo asadas. En contraste, embutidos como las mortadelas, salchichón, salchichas, fuet y chorizo suelen tener una calidad inferior debido a su mezcla con elementos grasos y conservantes.

El jamón ibérico y el lomo ibérico son reconocidos como los embutidos de mayor calidad, aportando proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas del grupo B. Aunque nutricionalmente similares, la principal diferencia radica en el porcentaje graso, siendo mayor en el jamón ibérico (alrededor del 20%) en comparación con el lomo ibérico (alrededor del 15%).

En cuanto a la cantidad recomendada, puede variar dependiendo de la calidad del embutido y la salud general del individuo. En términos generales, no se recomienda superar las 2-3 raciones a la semana, siendo cada ración de aproximadamente 40-50g. Aunque las festividades pueden aumentar el consumo ocasional, es esencial mantener un equilibrio en el marco de una dieta saludable.