Guías

Trucos

La solución definitiva para que tus embutidos no se pongan "malos" en la nevera

Estos recipientes, respetuosos con el medio ambiente, ofrecen versatilidad y espacio optimizado en la nevera, asegurando la frescura de los alimentos

Embutidos
Embutidoslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@310c279e

Asegurar la durabilidad de los embutidos cortados en la nevera se convierte en una tarea sencilla con la solución adecuada. El set de táperes apilables de Tatay, disponible por menos de 14 euros en Amazon, es una alternativa eficiente y respetuosa con el medio ambiente, evitando el uso excesivo de papel de aluminio o film. Estos recipientes no solo preservan la frescura de los alimentos, sino que también son apilables, optimizando el espacio en la nevera y ofreciendo versatilidad al ser utilizados para servir, gracias a sus tapas extraíbles.

Al ubicar los embutidos en los estantes centrales o superiores de la nevera, donde la temperatura se mantiene constante entre 4 y 8 grados, se maximiza la efectividad del almacenamiento. Los táperes Tatay están diseñados con el sistema fresh para garantizar una conservación adecuada y son aptos para lavavajillas, facilitando su reutilización de manera segura.

En cuanto a la duración de los embutidos en la nevera, se aconseja seguir las pautas del Consejo Europeo de Información Alimentaria (EUFIC), que establece que embutidos curados como chorizo, longaniza o fuet pueden conservarse en la nevera de dos a tres semanas. Por otro lado, productos frescos como fiambres y embutidos tienen una vida útil de tres a seis días, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que sugiere la opción eficaz de congelarlos por uno o dos meses en caso de no ser consumidos en ese tiempo.