Greta, la reina de los paparazzis

A sus 16 años, la hija de un actor y una cantante de ópera, se ha convertido en un fenómeno mediático sin precedentes

El hermetismo impuesto por el equipo equipo de la activista sueca consiguió evitar que decenas de periodistas de todo el mundo consiguieran hacer una sola fotografía de la adolescente, durante el viaje que ha realizado en el Lusitania desde Lisboa a Madrid.

La pequeña activista consiguió eludir a más de treinta periodistas en la entrada de la estación lisboeta de Santa Apolonia, muchos de los cuales, habían comprado un billete para viajar con ella en el tren que une las capitales de Portugal y España en un recorrido nocturno de diez horas.

La adolescente se llegó a meter en la cocina del vagón cafetería para despistar a paparazzis, equipos de televisión y fotógrafos de todos el mundo. Ayudada por agentes de policía, Greta consiguió acceder a su coche cama y ya no volvería a ser vista hasta que, diez horas más tarde, el tren hizo su entrada en la estación de Chamartin.

Con su perenne gesto de enfado y portando un tablero de madera, Greta Thunberg ha descendido del tren rodeada de periodistas y policías que la esperaban a su llegada al territorio español. No ha hecho declaraciones, dejando con la miel en la boca a la prensa que ha tenido que conformarse con entrevistar al portavoz de Fridays For Future (FFF), Alejandro Martínez, que ha asegurado que “estar hoy en los ojos del mundo es algo sin precedentes para nosotros”.

Greta Thunberg se convirtió en un fenómeno mediático mundial cuando, el 20 de agosto de 2018 , se sentó por primera vez frente al Parlamento sueco para protestar por la inacción de las autoridades ante la crisis climática. Un discurso combativo y desafiante en el que la adolescente acusó a los líderes mundiales de omisión y traición frente al cambio climático.

Antes de hacerse mundialmente conocida y convertirse en una líder en la lucha contra el cambio climático, Greta ya era famosa en Suecia por liderar un movimiento juvenil y llamar a la huelga escolar para luchar contra el cambio climático. Así nació Fridays For Futuro que consiguió que jóvenes de todo el mundo no acudieran a las escuelas los viernes dando lugar a un fenómeno que algunos ya han bautizado como “el 15M climático”.

¿Cómo ha conseguido esta adolescente sueca para, en tan solo unos meses, hacerse famosa a nivel mundial?

Aunque los padres de Greta ya eran muy conocidos en Suecia, su fama no le viene por ser “hija de” sino por su peculiar forma de luchar contra el cambio climático. Hija de Malena Ernman, una conocida cantante de ópera que también participó en el Festival de Eurovisión y de Svante Thunberg, hijo del actor y director Olof Thunberg.

No es youtuber, ni influencer, pero centenares de miles de jóvenes la siguen en todo el mundo y su discurso cala en público de todas las edades que abarrota sus eventos para aplaudir sus palabras. En sus redes sociales se presenta como militante climática y recalca que es síndrome de Asperger. No está adscrita a ningún partido político, de ahí y de su peculiaridad, radica buena parte de su éxito para unir a jóvenes de todo el mundo que han crecido, como ella, con fuerte conciencia medioambiental.

En su perfil de Twitter acumula más de tres millones de seguidores y en Instagram, la red social preferida por su generación, casi ocho millones y medio de fans. Aunque Greta poco tiene que ver con los fenómenos mundiales en las redes sociales: no sigue la moda, no es especialmente atractiva y apenas sonríe: “Ahora todo el mundo tiende a ser social y extrovertido, pero yo no soy así y espero que esto inspire y demuestre a todos aquellos que son como yo que también podemos ser escuchados y hacer grandes cosas”.

A pesar de ello, su influencia es enorme, como indica el hecho de haber sido portada de la prestigiosa revista Time, que la bautizó como “líder de la próxima generación”. Antes de eso, ya había figurado en la lista de Time de los 25 adolescentes más influyentes del mundo y entre las 100 personalidades más influyentes del mundo en 2019. En marzo, tres políticos noruegos propusieron a Greta para el Premio Nobel de la Paz.

Pero no sólo la prensa tradicional sigue sus pasos. También es un objetivo preciado para los paparazzis de todo el mundo, que han puesto también su objetivo enfocando a la activista climática que tan bien oculta su vida privada. Su estancia en España, dónde se habla incluso que podría tener un encuentro con la Infanta Leonor, se ha convertido en una oportunidad para la prensa rosa que sigue sus pasos.