Rocío Flores, al rescate de su padre, a Supervivientes

Ganará 30.000 euros a la semana en Supervivientes 2020 con los que ayudará a su familia a salir de los números rojos.

Rocío Flores en el plató de GH VIP, dónde participa como defensora de su padre en el concurso
Rocío Flores en el plató de GH VIP, dónde participa como defensora de su padre en el concursoGtres Online

El sueldo que tienen los concursantes de realities como Supervivientes depende de la importancia televisiva que tenga el participante en ese instante. El caché más alto cobrado hasta la fecha ha sido el de Isabel Pantoja quién firmó un contrato de 80.000 euros en el que se le aseguraba cuatro semanas en Honduras, al margen de si era o no expulsada. Sus hijos, Kiko Rivera e Isa Pi y personajes como Carmen Lomana o Mila Ximénez también llegaron a ganar en torno a los 30.000 euros semanales, unas cifras que nada tienen que ver con las que cobran los “viceversos” o personajes de segunda fila que rondan los dos o tres mil euros por semana. Los realities de anónimos son los más baratos, con cachés que rara vez superan los mil euros.

La familia Flores, la formada por Antonio David y sus hijos, ha encontrado la forma de pasar de la bancarrota a una economía boyante en apenas unos meses gracias a Telecinco y sus exorbitantes cachés. Primero fue el ex guardia civil con su esperado regreso mediático en GH VIP y ahora es su hija Rocío, la que ha fichado para convertirse en Superviviente. Entre ambos podría llegar a facturar más de 600.000 euros en Telecinco.

Antonio David negoció un sueldo de 25.000 euros a la semana por participar en la séptima edición de GH VIP al que se añadía las inusuales participaciones retribuidas de su hija Rocío en las galas y debates. Los Flores se embolsaban de este modo treinta mil euros semanales que, después de diez semanas de concurso, ha generado 300.000 euros brutos que no conseguirán sanear la maltrecha economía familiar.

Aunque la cantidad resulta desorbitada, de los doscientos cincuenta mil euros que ha facturado Antonio David, tan sólo una ínfima parte llegará a su bolsillo. La mayor parte del dinero irá a parar a la cuenta de su ex, Rocío Carrasco, quién ha conseguido embargarle el sueldo para saldar las deudas que acumula por impago de las pensiones alimenticias y de los procedimientos judiciales que ha perdido contra la familia de Rocío Jurado.

El ex guardia civil ha tenido que depositar en el juzgado los 80.000 euros que le reclama Rocío Carrasco en el último procedimiento penal que ha interpuesto contra él. Pero la deuda más grande que acumula el ex guardia civil con su ex mujer, es el pago de las costas del conocido como “juicio de los mil millones”, que Antonio Da emprendió contra Rocío Jurado y perdió. Las costas a las que fue condenado ascendían a 600.000 euros y tras a muerte de la artista, la deuda pasó a manos de su heredera universal: Rocío Carrasco.

Por eso cada vez que Antonio David participa en televisión o tiene un trabajo, su ex mujer se lleva la mayor parte de sus ganancias. Esta deuda y la acumulada por el impago de la pensión de alimentos, llevaron al ex guardia civil a supuestamente facturar a través de una sociedad de su actual mujer y su ex representante, motivo por el que fue denunciado por Rocío Carrasco y ha sido acusado de insolvencia punible. Su ex mujer le pide cárcel, cinco años, y el pago de 80.000 euros.

Por eso motivo, tras el pago de los impuestos pertinentes por su sueldo en GH VIP y los embargos de su ex mujer, al ex guardia civil no le llegarán a su cuenta más de 45.000 euros netos. Un dinero con el que resarcirse de las penurias y las deudas que ha acumulado tras casi dos años sin trabajar en televisión debido a la denuncia, ya archivada, de Rocío Carrasco en la que le acusaba de malos tratos.

Rocío Flores, al rescate económico de su familia.

Pero si la entrada de Antonio David Flores a la casa de Guadalix, consiguió sorprender a la audiencia, la defensa de su hija y el culebrón familiar, se han convertido en uno de los contenidos más rentables para la cadena. Rocío Flores se ha convertido en todo un fenómeno mediático y la cadena no ha dudado en contratar a la nieta de “la más grande”. El representante de su padre, Agustín Etienne, le ha firmado un contrato de treinta mil euros semanales y, en esta ocasión, será su padre quién la defienda en plató. El negocio es redondo, porque el dinero irá íntegro para Rocío Flores. La única nieta de Rocío Jurado no podrá ser embargada por su madre, ya que entre ellas, más allá de las disputas familiares, no hay cuentas pendientes.

De este modo Antonio David, que ha fichado también por Sálvame Diario, se asegura participar en los debates de Supervivientes y otros programas de la cadena por lo que el paso de su hija por la isla no puede ser más rentable para la familia.