Preocupación en Noruega por el estado de salud del rey Harald

El monarca ha tenido que ser sustituido por su hijo, el príncipe Hakoon, que ha informado a los medios del percance sin dar detalles de la gravedad de la situación

“Mi padre ha contraído una pequeña infección vírica y estará ausente durante unos días, pero esperamos que esté recuperado para Navidad”. Esas han sido las palabras con las que Haakon, el príncipe de Noruega, ha anunciado que su padre, el rey Harald, había sufrido un percance de salud. Fue en su visita al hospital Drammen, al que acudió junto a su esposa, Mette-Marit. En su ausencia, será su hijo el que le sustituya en los actos oficiales.

No es la primera ocasión en la que Haakon tiene que ponerse al mando de la corona por el débil estado de salud de su padre. Los rumores de abdicación llevan meses sobrevolando a Harald, ya que su situación recuerda a muchos a la que se vivió en España cuando el Rey Juan Carlos dio un paso atrás en favor de su hijo, el actual Rey Felipe VI.

No es el único problema de salud que trae de cabeza a la casa real de Noruega en los últimos tiempos. El pasado octubre, la reina Sonia también tuvo que retirarse temporalmente de la actividad oficial debido a una infección respiratoria. Pero, sin lugar a dudas, el problema más grave en el seno de la familia es el de Mette-Marit. El año pasado por estas fechas, la familia real informaba en un comunicado que padecía una fibrosis pulmonar crónica que podría limitar mucho su papel como princesa, como finalmente está siendo.

Es la segunda vez en esta semana que la casa real de Noruega es noticia. En la otra ocasión fue por un motivo más agradable y festivo. Los reyes Harald y Sonia, junto a los príncipes Haakon y Mette Marit y sus hijos, Ingrid y Sverre, protagonizaron la tradicional felicitación navideña.