Bigote Arrocet será padre de nuevo a los 70 años

El cómico no se ha presentado a la prueba de ADN y el abogado de su hijo Alexis, Fernado Osuna, da por seguro que será declarado padre por imperativo legal.

Edmundo Arrocet (dcha.) junto a Alexis Ledgard en uno de sus encuentros en Madrid en 2016
Edmundo Arrocet (dcha.) junto a Alexis Ledgard en uno de sus encuentros en Madrid en 2016 Gtres Online

Nada se sabe de Edmundo Arrocet desde que diera por finalizada, por WhatssApp, su relación con Maria Teresa Campos. En medio de la polémica, huyó a Londres con parte de su familia, su hijo y su nuera y, desde entonces, no se han vuelto a captar fotografías del cómico.

Pero una cita a las 13:30 de hoy, lunes 13 de enero ,en la sede del Instituto Nacional de Toxicología en Las Rozas (Madrid) podría ser la razón de la extraña desaparición del ex novio de Maria Teresa Campos. Una escapada que parecía producto del desamor y de la necesidad de poner distancia con la que fuera su pareja durante casi seis años y que, hoy, se desvela como una huída hacia delante para escapar a sus responsabilidades filiales y evitar una prueba de ADN que podría convertirle, a sus 70 años recién cumplidos, en padre de nuevo.

Y es que ni su hijo biológico, Alexis Ledgard, que interpuso contra él una demanda de paternidad en marzo de 2019, de la mano de Fernando Osuna, abogado especializado en este tipo de procesos, esperaba que Bigote se presentara hoy en el juzgado para someterse a la prueba que determinará si es o no su padre biológico. Y tal y como temía, no se ha presentado.

Razones no le faltaban para pensarlo ya que Edmundo se encuentra en “situación de rebeldía”, esto es, no ha designado ni abogado ni procurador, haciendo caso omiso al requerimiento judicial que le obliga a presentarse ante la justicia para defenderse de esta demanda de paternidad. Han pasado así tres meses, casi los mismos que Maria Teresa Campos lleva sin verle, desde que la demanda fue admitida a trámite y le fue notificada legalmente.

La actitud de Bigote que ha decidido no defenderse en este proceso de filiación y la existencia de una prueba que confirmaría al 99,99 % su paternidad, le convertirá legalmente en padre. Según declaraciones del abogado que lleva el caso, Fernando Osuna, “Al no haberse presentado, y dado que existen muchos indicios y pruebas, por el artículo 767 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el juez lo convertirá legalmente en padre".

La vista oral se celebrará el próximo 18 de marzo, un juzgado de 1ª instancia de Madrid, y aunque no se presente, Edmundo será igualmente juzgado. Alexis Ledgard, de 39 años, quiere ser reconocido legalmente como su hijo y llevar su apellido. Aunque Bigote nunca ha negado la existencia de este hijo extra matrimonial durante veinte años casi no han tenido casi relación. “Yo siempre supe de él y siempre lo visité cuando era chiquitito. Mis otros hijos siempre lo supieron. Nunca fue algo oculto”, contó el propio Arrocet en 2017.

No podía ni quiso negarlo entonces ya que existían imágenes de padre e hijo en Madrid, captadas en 2016, en compañía de Maximiliano Arrocet, otro de los hijos de Bigote. Por eso, resulta extraño que el cómico no haya querido reconocerlo legalmente y se niegue a someterse a las pruebas de ADN, aún sabiendo que eso le perjudica.

Alexis Ledgard es hijo de Edmundo y Annette Ledgard, hija a su vez del presentador de Un, dos, tres, Kiko Ledgard. Arrocet mantuvo relación con Alexis hasta que éste cumplió 11 años. “Siempre ha sabido quién era yo y yo he sabido quién era él”, declaró Alexis que justificó que su padre no le reconociera cuando era pequeño ya que nació cuando el chileno estaba casado. Alexis nació cuando su hermano Maximiliano tenía dos años y aún no había nacido la otra hija del artista, Estefanía.

Ahora, con 70 años, Bigote tendrá que aceptar que además de los tres hijos que ha tenido en sus dos matrimonios, existe un cuarto hijo por imposición legal. Bigote se casó primero con la presentadora chilena Gabriela Velasco con quién tuvo a su hija María Gabriela y volvió a ser padre tras su matrimonio en España con la odontóloga Rocío Corral Penna, que le dio dos hijos: Maximiliano y Estefanía.