Gente

Adara y Gianmarco: de la reconciliación a una nueva bronca

Tras pedirse perdón y abrazarse, vuelven a enfadarse por culpa del hermano de Gianmarco.

Han pasado apenas veinticuatro horas desde que arrancara “El tiempo del descuento” y ya se ha producido la reconciliación más esperada: la de Gianmarco y la protagonista de GH VIP 7, Adara Molinero. Entre ellos, la química es inevitable aunque los reproches de la pareja y la complicada situación que vive Adara con el padre de su hijo, impiden que puedan empezar de cero en esta nueva oportunidad que les ofrece la cadena para resolver sus diferencias.

Publicidad

Tras un encuentro frío y no exento de tirantez, provocado por el cruce de acusaciones que ambos se han dedicado en platós y revistas, parecía imposible una reconciliación entre los protagonistas de la carpeta más polémica de Gran Hermano Vip. Adara reconocía a Joao que ella y Hugo Sierra habían decidido darse un tiempo para ver si era posible recuperar la relación entre ambos o separarse definitivamente.

Adara está hecha un lío y reconoce la presión a la que se ve sometido por su círculo más cercano. “Todos me dicen lo qué tengo que hacer-le decía llorando a Joa, su mejor consejero dentro de la casa-Y yo, ya no sé qué hacer”. Joao, con buen criterio, recomendaba a su amiga pensar “en tú hijo y en ti. Los demás pasan por tú vida pero tú hijo siempre va a estar en tú vida.”

Pero la aventura que ha vivido con Gianmarco Onestini dentro de la casa, y que provocado la ruptura de su relación con Hugo Sierra, aún está muy reciente y la cercanía del italiano del que confesó haberse enamorado, sigue provocándole un torbellino de emociones y sentimientos encontrados. Aunque el italiano ha mostrado cierta indiferencia hacia ella, pasadas las primeras 24 horas de concurso y animado por Anabel Pantoja ,se ha decidido a forzar esa conversación pendiente entre ellos que toda la audiencia esperaba.

Mientras Adara se desahogaba con Joao y los concursantes disfrutaban de una fiesta, Gianmarco se ha acercado a la ex azafata y le ha preguntado si quería hablar, a lo que ella ha accedido. “Hasta antes de grabar la llamada, yo lo hubiera arreglado contigo”, se ha sincerado Adara.

Publicidad

Por su parte, Gianmarco ha confesado a Adara que la decisión de poner fin a la relación entre ambos estuvo en gran parte determinada por injerencias externas y sus cambios de opinión dentro del concurso. ,El italiano se ha justificado y disculpado con Adara: “Tienes que entender mi situación: estaba mal, no entendía nada, todo el mundo me decía que no te conocía. Esa persona me habló fatal de ti. Te pido perdón. Soy humano y puedo cometer errores”.

Adara ha intentado hacer comprender a Gianmarco los motivos por los que no ha podido ser más clara con Gianmarco asegurando que había en juego algo muy importante: su hijo. “Tú sabes cuál es mi situación. Solo quería no hacer daño a Hugo porque es el padre de mi hijo-le decía Adara, antes de reprocharle que "la que más ha apostado por esto soy yo, he arriesgado. Yo tengo un hijo y tú no tenías nada que perder”.

Publicidad

Tras fundirse en un largo y sentido abrazo, todo parecía indicar que las aguas volvían a su cauce pero la pareja volvía a hacerse mutuos reproches. Adara recordaba a Gianmarco que su hermano había hablado mal de ella y el italiano la frenaba en seco: “Tú de mi hermano no hablas”, le decía de malas maneras. Entonces, Adara ha decidido cortar la conversación y refugiarse en el dormitorio con Joao, su paño de lágrimas, a quién le ha asegurado que "no quiero nada con él. Me ha hablado de una forma... “.

Pero al margen de estos reproches y las discusiones entre ambos, a la audiencia le ha quedado claro que si hay algo que impide a Adara mostrar abiertamente sus sentimientos por Gianmarco es el temor de la madrileña a perder la custodia del pequeño Martín, el verdadero amor de su vida. Por eso, Adara ha entrado en la casa teniendo muy presente al padre de su hijo, ya que siente la responsabilidad de mantener unida a su familia por el bien de su hijo. “Nos une algo muy bonito. Somos una familia”-dijo la modelo nada más regresar a la casa refiriéndose a Hugo Sierra.

Y es que la situación de Adara con respecto a su hijo es complicada. Su vida familiar está patas arribas tras la demanda que ha interpuesto Hugo Sierra para solicitar la custodia compartida del hijo que tienen en común. Y es que, en apenas unas semanas, comienza en Palma de Mallorca el juicio por la custodia compartida del pequeño Martín. La cita tendrá lugar el próximo 29 de enero, motivo por el cual la modelo deberá abandonar el concurso, algo que aún desconocen sus compañeros.

La cadena, que tiene previsto que “El tiempo del descuento” se alargue hasta el comienzo de Supervivientes 2020, previsto para mediados de febrero, aún no ha desvelado si, una vez finalizado el juicio, la concursante regresará a Guadalix de la Sierra.