Gente

Una “influencer” británica muere al caer por un acantilado mientras se hacía un selfie

La modelo se hallaba en Australia tomándose una foto al borde de un precipicio que estaba en una zona prohibida y al que habría llegado con unos amigos saltando la valla

Madalyn Davis, una influencer y modelo británica, murió ayer al caer por un acantilado de Sydney, Australia, al intentar hacerse un selfie. La joven se habría sentado al borde del precipicio de los acantilados de Diamond Bay para tomarse la foto y fue así como la británica perdió su vida. Acompañada de unos amigos, el grupo decidió saltar unas vallas que delimitaban la zona prohibida para conseguir acercarse al precipicio para sacarse “la foto perfecta". Sin embargo, la búsqueda de la perfección en las redes acabó en desgracia.

Publicidad

Los amigos, presentes en durante la terrible tragedia llamaron inmediatamente a emergencias. Fue entonces cuando comenzó la búsqueda del cuerpo, el cual encontraron sin vida cuatro horas más tarde. Posteriormente, las autoridades informaron a la familia de la desgracia. Davis llevaba un año viviendo en Sydney donde según informaron sus familiares a The Mirror la joven estaba viviendo la mejor etapa de su vida. Actualmente, sus familiares han declarado estar conmocionados y han decidido cerrar su cuenta personal de Instagram, aunque las que tenía de maquillaje aún permanecen abiertas, así como su canal de Youtube.

A pesar de parecer ser un trágico accidente la Policía australiana aún sigue investigando las causas y situación de la muerte. Una vez más queda demostrado el peligro que puede suponer la adicción a las redes sociales y a “luchar” por la foto perfecta.