Irene Rosales se despide de su madre públicamente: “Me quedo con tu última mirada y abrazo”

La mujer de Kiko Rivera está destrozada, su madre murió en sus brazos

Kiko Rivera e Isabel Pantoja acudieron a última hora de ayer jueves 6 de enero a la capilla ardiente para arropar a Irene Rosales. Llegaban juntos y muy tristes para dar el último adiós a Mayte Vázquez, madre de Irene Rosales, quién había fallecido horas antes a consecuencia de un cáncer.

El velatorio se ha instalado en Camas (Sevilla), localidad cercana a Castilleja de la Cuesta, dónde residía la fallecida. Isabel Pantoja, poco dada a acudir a este tipo de ceremonias fúnebres, se ha volcado con su nuera y junto a su hija, Kiko Rivera, está siendo uno de sus grandes apoyos en estos durísimos momentos.

Irene, destrozada: su madre falleció en sus brazos

Irene Rosales fue quién estuvo a su lado hasta el último suspiro. Fuentes familiares han confirmado a La Razón que Irene se encuentra destrozada ya que, fue ella quién estaba a su lado en el momento en que falleció y pese a que conocía la gravedad de su estado, no estaba preparada para esta trágica y brutal despedida.

Unas horas después del fatal desenlace, Irene ha querido dedicarle a su madre unas palabras de despedida. “Te vas, pero a la misma vez te quedas. Me quedo con tu última mirada y abrazo. Me vas a hacer muchísima falta, pero tú me enseñaste a ser fuerte. Te debo la vida mamá, eres mi todo y ahora serás mi estrella. Gracias por enseñarnos tanto. Te amo con locura”, ha escrito la mujer de Kiko Rivera recordando los últimos momentos a su lado.

Hace tan sólo tres semanas confesaba el duro momento que vivía la familia en “Viva la Vida”

Hacía tan sólo unas semanas que confesaba en el programa en el que colabora la dura situación familiar que atravesaba. Sin poder contener las lágrimas se desahogaba con Enma García: “Mi madre está muy malita”. Según había confesado Irene a sus compañeros de plató, su madre estaba llevando muy mal el tratamiento al que se estaba sometiendo desde hace unos meses. Hacía pocos meses que le habían detectado la enfermedad y nadie, ni siquiera ella, esperaba un desenlace tan rápido.

Su madre, Mayte Vázquez, padecía un cáncer de cuello de útero y estaba recibiendo quimioterapia en una clínica de la localidad dónde reside la familia: Castilleja de la Cuesta. Sin embargo, ha fallecido en su casa, en brazos de su hija.

Las últimas sesiones del tratamiento habían resultado especialmente duras para la familia al coincidir con las Navidades. La familia, Irene y sus dos hermanos, estaba volcada en el cuidado de Mayte, motivo por el cual Irene no asistió a cenar en Nochebuena en Cantora.

La gravedad del estado de la suegra de Kiko Rivera se evidenció cuando no acudió a ninguno de los cumpleaños de sus nietas Ana, el pasado 15 de diciembre y tampoco al de Carlota, hace tan sólo unos días, el 30 de enero.

Kiko Rivera e Irene Rosales tienen una hija, Ana, y están a punto de ser padres de otra niña
Kiko Rivera e Irene Rosales tienen una hija, Ana, y están a punto de ser padres de otra niña

Fue precisamente en Viva la Vida dónde Irene Rosales quiso compartir con la audiencia el difícil momento por el que estaba pasando y que, en aquella ocasión, no tenía que ver con su marido, pese a que se hablara de crisis en la pareja: "Yo no estoy bien y por fin hoy voy a poder hablar”. El motivo, según confesó no era Kiko, sino el estado de salud de sus padres: “llevo unos meses pasando una mala racha, tengo a mi padre malo y ahora también está malita mi madre. Lleva malita unos meses y me estoy volcando con ella”, dijo la nuera de Isabel Pantoja.

En aquel momento, destacó Rosales, que su marido Kiko estaba siendo su mayor apoyo: "ahora mismo Kiko es mis manos y mis pies. Tengo la suerte de que me comprende y me apoya”. Y es que el hijo de Isabel Pantoja, no ha dudado en dedicarse en cuerpo y alma a los pequeños de la casa para que Irene pudiera pasar más tiempo con su madre.

La prematura muerte de la madre de Irene Rosales ha cogido a todos por sorpresa ya que, apenas hace unos meses que se le detectó el tumor. La tragedia ha asolado a Irene y a sus hermanos mayores ya que, a la pérdida de su madre se une la larga y dura enfermedad de su padre.

“Mi padre se cayó trabajando y lo que tiene es un tumor cerebral. Lleva con él 16 años. A día de hoy es un campeón, un luchador. No es consciente al 100% de lo que pasa, por así decirlo, no es feliz. No es una persona que se pueda valer al 100% por sí misma, pero está con nosotros”, confesó la joven en GH DÚO. "Mi madre con lo de mi padre se ha hecho esclava de él y el nacimiento de mi sobrina fue de lo mejor que le ha podido pasar”, explicó entonces.

De momento, nadie de la familia Pantoja ni la propia Irene Rosales, se ha pronunciado sobre la triste noticia. Se da la circunstancia que su marido, Kiko Rivera, estrenaba esta noche en Instagram, apenas unas horas después del deceso de su suegra, su último single “Tubo escape”. El hecho de que su marido tuviera previsto el lanzamiento de su disco en estas fechas y la celebración de su cumpleaños el próximo domingo, indica hasta que punto nadie esperaba el fatal desenlace.