Los futbolistas gays, presionados por sus clubs para que no salgan del armario

A día de hoy, Liam Davis es el único jugador que se declara gay, sin complejos

¿Por qué la homosexualidad continúa siendo un tema tabú en el mundo del fútbol? Parece, que entre otros factores, los jugadores que están decididos a salir del armario reciben presiones por parte de los clubes para que aborten tal opción. Este , posiblemente, sea uno de los factores por los que a día de hoy, Liam Davis, que juega en la National league inglesa, es el único futbolista que se declara abiertamente gay. Feliz, anima a aquellos compañeros que estén en su situación, a que lo cuenten y se liberen de esa doble moral pública. Mas, sin duda, el jugador inglés es un gran afortunado, que ha contado desde el principio con el apoyo de su equipo, el Gaindborough Trinity (donde jugaba cuando desveló su condición sexual, con tal solo 23 años) y también el respeto de la afición. Consciente de la dura situación que viven algunos de sus compañeros , lidera una campaña de la UEFA para que los jugadores salgan del armario sin miedo.

Per, aunque en su caso todo fue fácil, no resultó igual para el malogrado Justin Fashanu, quien terminó por suicidarse, superado por todo lo acontecido. La vida del futbolista cambió drásticamente, tras ser el primer jugador en anunciar su homosexualidad en la portada del periódico “The Sun” en 1990. A diferencia de Liam, Justin se enfrentó al rechazo total de sus compañeros de equipo; tuvo que escuchar burlas e insultos por parte de los aficionados; y poco a poco, dejó de recibir ofertas de los clubes. Además, un adolescente le acusó de agresión sexual, un cúmulo de contratiempos que no logró superar y optó por quitarse la vida.

Estas son las dos caras de la moneda. Bien lo explicó Griezzman durante una entrevista que concedió al diario “El País” en 2017. El futbolista opinó que “yo creo que en el fútbol no es habitual porque nos hacemos duros y fuertes. Tenemos miedo a lo que puedan decir. Yo no tengo nada en contra, respeto a todo el mundo”. A lo que añadió, con verdadera sinceridad, que “hay mucha gente mala en el fútbol y pueden tener miedo a ir a los estadios y que les insulten. Yo creo que lo haría. Claro, es más fácil decirlo cuando no tienes que pasar por ello”.

Un año después, en 2018, fue Nainggolan quien aseveró durante el programa de televisión, Get Late Night de Bélgica, que “no dicen que son gays porque están avergonzados. El fútbol es conocido por las mujeres hermosas que les rodean”. Pero hay mucho más en este sonado silencio, de hecho, el director de La Media inglesa añadió a este tema que “los jugadores tienen miedo a perder patrocinios, a la reacción de los aficionados y a sufrir las presiones delos clubes deportivos”. Ante esto, cabe destacar que se publicó en 2016, en el Plural.com que dos equipos españoles impidieron a sus jugadores reconocer su homosexualidad.

Son muchos los futbolistas los que están señalados constantemente, ya que su estilo de vida o su naturalidad a la hora de compartir momentos con amigos, invitan a sospecha. Este es el caso de Cristiano Ronaldo. El portugués tuvo a su hijo mayor, Cristiano jr. de forma extraña, ya que supuestamente pagó a la madre del niño para que renunciara al pequeño. Posteriormente, pese a que por entonces era su novia una de las top model más bellas, Irina Shayk, se decantó por el vientre de alquiler para repetir la experiencia de la paternidad, gracias a lo cual tiene a sus mellizos, Eva y Mateo. Esto disparó todas las alarmas, teniendo en cuenta que suelen ser hombres gays quienes recurren a esta opción. Asimismo, en octubre de 2015, Cristiano se dejó fotografiar en brazos del boxeador Badr Hari, quien subió a sus redes sociales las instantánea, con un escrito: “recién casados”. Pero no fue esta la única vez que se le ve en actitud cariñosa con otro hombre, en junio de ese mismo año se le pudo fotografiar con un amigo, ambos se cogían por la cintura, mientras iban a bordo de un barco en Saint Tropez. Es curioso que estos rumores han cesado gracias a su relación con Georgina Rodríguez, con quien sí ha decidido ser padre de manera tradicional, con convirtiéndose la joven en la madre de Alana Martina, la benjamina de CR7.

Tampoco ha podido escapar de la maliciosa rumorología, Gerad Piqué. El blaugrana, que en la actualidad es feliz junto a la famosa Shakira, madre de sus hijos Milan y Sasha, también ha estado en el foco de todas las miradas. Nadie olvida aquellas fotografías junto a Zlatan Ibrahimovic, donde aparentemente se cogían de la mano. Asimismo, su naturalidad a la hora de posar besando en la mejilla a algún buen amigo, ha provocado que se de paso a especulaciones.

Teniendo en cuenta estos ejemplos, queda claro que la homosexualidad aún no está aceptada en el mundo del fútbol, salvo honradas excepciones, como es el caso de Liam. Tanto es así que continúa provocando comentarios y rumores en torno a lo que pueda ser sospechoso de no estar aceptado dentro de un mundo exclusivo de “hombres”.