El príncipe Harry y Meghan Markle dejarán de utilizar la marca Royal Sussex esta primavera

El príncipe Harry y su esposa habrían asegurado a sus amigos que “legalmente”, nada les puede impedir seguir usando la referencia a la Casa Real británica, pero no ha sido así

Harry, Meghan 'no longer working members' of British royal family
El príncipe Harry y Meghan MarkleAndrew Milligan/PA Wire/dpa Andrew Milligan/PA Wire/dpa

Los Duques de Sussex, Meghan Markle y el Príncipe Harry se han gastado miles de libras para crear un nuevo sitio web y otras marcas registradas bajo el palio de Royal Sussex. La Reina les prohibió expresamente hacer uso de esta marca para sus actos benéficos y demás empresas futuras y parece que quieren cumplir con su palabra.

Y eso que según publica el diario británico “Daily Mail” los amigos de la pareja formada por el Príncipe Harry y Meghan Markle han confesado de que ella está convencida de que “legalmente” no hay nada que les impida seguir utilizando la marca Royal Sussex a pesar de la prohibición expresa de la Reina Isabel II. Pero el portavoz de la pareja real ha explicado a los medios que “dadas las reglas específicas del gobierno del Reino Unido sobre el uso de la palabra ‘Royal’, se acordó que su organización sin fines de lucro, cuando se anuncie esta primavera, no se llamará Sussex Royal Foundation”. Así, todas las marcas registradas por ellos “se eliminaron de las solicitudes para obtenerlas”. Parece que la pareja se ha cansado de los detractores y lo han dejado pasar. “Meghan dijo que ya terminó con el drama y que no tiene lugar en su vida para los detractores, y lo mismo ocurre con Harry. Meghan le dijo a su círculo íntimo que su éxito es inevitable con o sin su marca actual”, explican desde medios ingleses.

Cuando los ex duques de Sussex pactaron su salida oficial de la familia real británica y los consiguientes beneficios y deberes, ya tenían en mente seguir usando el nombre de la marca creada a su alrededor. Ya había planes comerciales que se habían estado fraguando meses antes de su renuncia. Pero Isabel II, incluyó en las cláusulas de su salida del palacio de Buckingham la prohibición de su uso para cualquier proyecto u obra de caridad en el futuro. Según el círculo cercano de la pareja, Meghan no encuentra problemas a la hora de usar la palabra “real” porque “ni siquiera debería ser un problema en primer lugar y no es que quiera estar en el negocio de vender camisetas y lápices”, desvela el “Daily Mail”.

Logo de la marca de Royal Sussex
Logo de la marca de Royal Sussex

Parece que las motivaciones de la pareja son puramente altruistas porque la elección es porque querían “proteger el nombre real, no sacar provecho de él”. El último día de este mes es el plazo convenido para que abandonen definitivamente la casa real británica, con revisiones del acuerdo cada 12 meses, y en un espacio breve de tiempo se espera que lancen su propia ONG y mano a mano con los patrocinadores ya existentes.

El Palacio también confirmó que Meghan y Harry cerrarán su oficina en el Palacio de Buckingham, lo que significa que sus 15 empleados se enfrentarán al paro mientras la pareja se prepara para mudar sus vidas a América del Norte. Harry mantendrá su grado militar de comandante, Teniente Comandante y líder de escuadrón, pero no las usará durante el período de prueba de 12 meses.