Adara confiesa entre lágrimas su situación con Hugo Sierra: “Me siento asfixiada y sin salida”

La ganadora de “GH VIP 7” ha querido desahogarse desvelando qué le hace sentirse infeliz

Adara Molinero llorando contando sus problemas en Mtmad
Adara Molinero llorando contando sus problemas en MtmadCaptura de Mtmad

La situación familiar de Adara Molinero en los últimos meses no está siendo nada fácil. En el primer episodio de su canal de Mtmad, la madrileña explicaba de dónde provenía la mala relación entre su ex pareja, Hugo Sierra, y su madre, Elena Rodríguez, ambos ahora compañeros en la recién estrenada edición de “Supervivientes”. La realidad es que Elena nunca vio con buenos ojos la relación, algo que duele mucho a Adara por el hijo que tiene en común con el uruguayo.

Ahora, la ex concursante de “GH VIP 7” ha decidido abrirse con todos sus seguidores y contar que, en realidad, no está tan bien como aparenta en redes sociales: “Una separación para cualquier pareja, si no eres una persona fría, es algo durísimo. Había creado algo y que se rompa una familia, duele”. Adara, ahora viviendo de nuevo en Palma de Mallorca con su hijo, afirma no haberse pronunciado más en redes sociales por miedo a ser juzgada.

Adara hablando en su canal "Madre mía" de Mtmad
Adara hablando en su canal "Madre mía" de MtmadCaptura de Mtmad

“Me gustaría que se viera también la otra parte. En una separación se sufre mucho por el tema del niño. Al final tienes cariño a esa persona, la quieres por todo lo que se ha construido”. Molinero ha querido que las personas entiendan su versión, y que su enamoramiento de Gianmarco fue algo que no pudo controlar: “Es diferente que te duela que se rompa una familia a que yo quiero vivir lo que tengo con Gianmarco. Yo quiero estar con él y vivirlo con él, pero eso no quita que me duela mucho la situación de estar separándome”.

Totalmente derrotada y muy sola

La azafata es consciente del daño que le hizo a su ex pareja, pero aún así confiesa que le hubiese gustado tener una conversación sobre todo lo que pasó: “Hugo es el padre de mi hijo y le quiero muchísimo. Creo que nos merecíamos una conversación. Entiendo que esté dolido pero que no haya ni quería tener esa conversación, que lo entiendo, pues me duele muchísimo. Después de todo nos lo merecemos. Me duele que él ni siquiera tuviera interés en saber lo que yo pensaba o sentía”.

De la misma manera, Adara también ha querido aclarar que lo que más le hubiese gustado sería haber llegado “a un acuerdo en cuanto al niño y no hacernos más daño del que nos hemos hecho”. Sin embargo, ese entendimiento parece estar muy lejos, algo que le hace sentirse hundida: “Siempre intento sonreír pero cuando estoy aquí sola, sin mi familia, con esta situación tan difícil... Entiendo que él esté así conmigo, pero me duele. Me gustaría que lo arregláramos de la mejor forma posible. Me siento asfixiada, sin salida, no encuentro la solución por ningún lado porque no siento que él quiera que lleguemos a un acuerdo, y eso también me duele muchísimo. Es desesperante y no sé qué va a pasar”.