La sutil venganza de María Teresa Campos contra “Piticlín” Arrocet

Teresa ha encontrado en Emilio el remedio a sus penas, tras la dramática ruptura con Edmundo

María Teresa Campos y sus hijas
María Teresa Campos y sus hijas

Fuimos los primeros es poner nombre al amigo más especial de María Teresa Campos. Emilio Javier Gomez es todo un personaje, un caballero seductor con fama de conquistador, y la periodista le esta cogiendo gusto a verle. Que sepamos, ya han quedado tres veces en la última semana y media, y las más interesadas en que esta amistad, que empieza a ser tan estrecha, son las hijísimas de la comunicadora, Terelu y Carmen que, aunque intentaban aparentar lo contrario, nunca vieron con buenos ojos la relación de su madre con Edmundo Bigote Arrocet.

Es más, fueron ellas, en compañía de un par de amigas de su progenitora, las que propiciaron el encuentro entre la veterana estrella de la televisión y el hombre de radio. Y les salió muy bien la jugada. Teresa ha encontrado en Emilio el remedio a sus penas, porque tras la ruptura con Piticlín el sufrimiento ha sido muy grande, y aún más si cabe desde que hace unos días se enteró de que su ex novio ya maquinaba la idea de abandonarla un mes y medio antes de la huida a Londres con breve paso por Marbella.

Bigote ya no es bienvenido en el casoplón de Maritere, el último episodio de este culebrón de triste final tuvo lugar con Edmundo recogiendo sus pertenencias del chalet que compartió con la Campos durante seis años. Dos viajes tuvo que hacer la furgoneta de la mudanza para dejar libre la zona que ocupaba el “piticlinero”. Aquello semejaba un mercadillo que la dueña de la casa no estaba dispuesta a mantener. Y su ex Teresita, o Morita, como la llamaba en la intimidad, se veía con Emilio para no encontrarse cara a cara con el humorista. Ya forma parte de un pasado que conviene olvidar.

Edmundo Arrocet recoge sus pertenencias de casa de María Teresa Campos
Edmundo Arrocet entra en casa de María Teresa Campos, en Madrid, a 25 de Febrero de 2020. MUDANZA;HUMORISTA;PRESENTADORA;SEPARACIÓN;EDMUNDO ARROCET;MARÍA TERESA CAMPOS;CASA José Ramón Hernando / Europa Press 25/02/2020 José Ramón Hernando Europa Press

La nueva vida de la mediática María Teresa pasa por Radio Inter, donde trabaja su nuevo acompañante, o por el palco del estadio Bernabéu, porque Emilio es un madridista acérrimo. Queda por ver si las hijísimas se llevan mejor con las tres hijas de Gómez que con Gabriela, la hija de Arrocet, quien las llamo “amargadas, ostentosas y despilfarradoras” en ‘Sálvame’ el pasado jueves. Ni quiso conocerlas jamás ni cree que hayan sido justas con su padre.

Terelu y Carmen la ignoran, pero en el fondo se sienten humilladas por sus desenfrenados ataques. Gabriela, no obstante, habla con propiedad, argumenta sus “desprecios” contra las hermanas. Se nota que no las puede ni ver. Pero ellas están dedicadas ahora a otra historia. Les gusta Emilio Javier para su madre, y en petit comité han dejado entrever que estarían encantadas si lo que ahora es una amistad tan especial, se transforma en una historia de amor postrero. No quieren que su mamaíta esté sola.

Emilio Javier Gómez Plaza y María Teresa Campos
Emilio Javier Gómez Plaza y María Teresa CamposInstagram

Y la Campos casi ve una venganza contra Bigote hacerle guiños a su nuevo mejor amigo. La verdad es que hacen muy buena pareja, y todos los comentarios que se cuelgan en las redes sociales son en favor de un futuro noviazgo.