Los secretos más oscuros de La Veneno: prostitución, palizas y amenazas de muerte

La serie sobre la polémica transexual que se operó veinte veces los pechos pero nunca se quitó el pene ya está disponible en Atresplayer. Hablamos con Valeria Vegas, su mejor amiga y una de las guionistas

Cristina Ortiz, La Veneno, se hizo famosa gracias al programa «Esta noche cruzamos el Mississippi». Foto: Atresmedia
Cristina Ortiz, La Veneno, se hizo famosa gracias al programa «Esta noche cruzamos el Mississippi». Foto: Atresmedia

Desde el 29 de marzo está disponible la serie “Veneno: vida y muerte de un icono”, dirigida por los Javis (Javier Ambrosi y Javier Calvo) en la plataforma Atresplayer Premium de Atresmedia. La serie consta de ocho episodios de cincuenta minutos de duración cada uno, que abarcan la vida de la famosa transexual Cristina Ortín, “La Veneno”, desde su nacimiento en Almería hasta su enigmática muerte en Madrid. Sangre, sudor y lágrimas en una existencia marcada por la inseguridad vital.

Unos meses antes de su muerte, en noviembre de 2016, una aterrorizada Cristina, más sincera que nunca, me confesó con cara de extrema preocupación que “tengo mucho miedo, porque me han amenazado de muerte si hablo más de la cuenta sobre los hombres poderosos que se acostaron conmigo. Hay mucho vicioso por ahí, casado, con hijos y con un alto cargo empresarial o ministerial... Uno en concreto me dijo que me cortarían la cabeza unos matones si hablaba de él en mi libro de memorias”. Esa biografía, “¡Digo! Ni puta ni santa. Las memorias de La Veneno", escrita por su íntima amiga Valeria Vegas en 2010, limaba “asperezas” y eliminaba ciertos nombres que si hubieran salido a la luz habrían provocado un escándalo.

La Veneno
La Veneno.

Cristina se declaraba “analfabeta, pero con sobresalientes en la universidad de la calle”. Su imponente aspecto se compensaba con un corazón humilde y sensible. En nuestro último encuentro hablamos de la vida y la muerte, y me confesó que “el día que me vaya de este mundo, quiero que esparzan mis cenizas en el Parque del Oeste”. En la zona en la que hoy una placa recuerda a la transexual más popular de la historia de nuestra televisión, tras su participación en programas como “La sonrisa del pelícano” y “Esta noche cruzamos el Mississippi”, que presentaba Pepe Navarro.

Valeria, coautora de los guiones de esta serie, nos despeja las incógnitas que rodean a tan polémico personaje. Así fue la verdadera vida de la prostituta que se convirtió en estrella televisiva y que, a la postre, se fue de este mundo sola, sin amigos y olvidada por aquellos que tanto la ensalzaron en su etapa más mediática.

“No queremos levantar grandes polémicas –afirma Valeria–, pero es evidente que algunas de las etapas de la vida de Cristina son muy duras, desde su paso por la cárcel a sus malas compañías, su pasado como prostituta...”.

–¿Cómo sale reflejado Pepe Navarro?

–El actor que le interpreta borda el papel, incluso consigue que su voz se funda con la de Navarro. Es impresionante. Pero Pepe no llevó ni una sola corona de flores al tanatorio. Se olvidó de ella cuando dejaron de trabajar juntos. Ni le ayudó ni la llamó...

–¿La familia de Cristina ha controlado los guiones?

–No. Bueno, mandamos a una investigadora a Almería para que hablara con personas que conocieron a Cristina, entre ellas una de sus hermanas y su madre. Joselito, como llamaban a La Veneno en su niñez, se fue con 14 años a Málaga, huyendo de la incomprensión y la falta de cariño familiar. Sufrió muchísimo. Le echaron de casa... Buscaba cariño hasta en malas compañías. Se sentía muy sola y se acercó a hombres que no le beneficiaron en nada. Pero Cristina se conformaba con tener a alguien al lado.

–¿No tenía relación con sus padres?

–No les veía desde 1997. Hablaban por teléfono, pero ella murió sin reencontrarse con ellos. Tampoco fueron a visitarla en los tres años que estuvo encarcelada por una estafa. La prisión fue un camino de espinas. Allí sufrió palizas y se ensañaban con ella, porque como en su DNI figuraba que era un hombre, la encerraron en un centro masculino. Vivió episodios terribles.

Imagen de archivo de La Veneno
Imagen de archivo de La Veneno

–Sus últimos años estuvieron marcados por la falta de ingresos. ¿Cómo sobrevivió?

–Recibía una pensión no contributiva de menos de 400 euros, que apenas le llegaban para vivir. Menos mal que tenía pagado el piso de Tetuán (Madrid) en el que residía. Estaba inmersa en el lumpen y en compañías nada recomendables.

–Cuando ejercía la prostitución solicitaban sus servicios personas muy importantes...

–Me dijo que sí. Actores, futbolistas, empresarios, algún político... Pero con La Veneno nunca sabías si contaba verdades o exageraba sus relatos. A veces, entre mentira y mentira, salía una certeza. En la serie jugamos mucho con lo que podía ser fantasía o no. Yo no pongo la mano en el fuego por todo lo que me dijo. Hablaba de amigos “reales”, porque le gustaba mucho emular a Bárbara Rey, pero de ahí a que se relacionara con quien pretendía... Y se tiró años amenazando con que si hablaba, La Moraleja estallaría.

–Su muerte está rodeada de misterio. ¿Fue producida por una caída o por una circunstancia más oscura?

–Mi impresión es que pudieron haber ocurrido dos cosas: o es verdad, como se dijo, que tropezó y se golpeó en la cabeza con el borde de la bañera, ya que el forense dijo que Cristina había bebido güisqui mezclado con ciertas sustancias, lo que pudo causarle el tropiezo. Y otra opción, aunque no puedo asegurarlo, es que tuvo una fuerte discusión con su pareja por cuestiones de dinero, y en el forcejeo, ese hombre la empujó y Cristina se golpeó.

–¿Cómo la definirías?

–Fue una mujer a la que la fama le destrozó la vida.

–¿Es cierto que estaba obsesionada con el sexo?

–No. Con la belleza. Se obsesionó tanto que se operó veinte veces los senos. En cambio, nunca se quitó el pene...

Las otras “venenos”

Son tres las personas que encarnan a La Veneno en la serie: Isabel Torres, Daniela Santiago y King Jedet. Esta última interpretará a Cristina en su etapa más joven; Daniela tomará el testigo en la vida más mediática y televisiva del personaje, y los años finales le corresponden a Isabel.

'Veneno', la esperada serie de los Javis, llegará el 29 de marzo a Atresplayer
Imagen de 'Veneno', la serie de los Javis ATRESMEDIA (Foto de ARCHIVO) 19/11/2019 ATRESMEDIA

Según Los Javis “la serie va a ser un homenaje a toda la gente que estuvo en la última fila, que luchó por estar en la primera y que necesita ser reconocida. Vamos a hacer un merecido, y necesario, homenaje a Cristina, una mujer que nunca tuvo problemas para decir quién era, y no solo lo decía, sino que lo imponía. Era un ejemplo de valentía, fortaleza y visibilidad. La fuerza de la libertad con la que se representaba a sí misma nos inspiró a muchos”.