La reina Isabel II pide a los británicos unidad ante la “incertidumbre” por coronavirus

La monarca ha abandonado durante la jornada de hoy el palacio de Buckingham para trasladarse al castillo de Windsor, junto a su esposo el duque de Edimburgo

La monarca ha pedido este mismo jueves a los británicos que se mantengan unidos ante el “periodo de gran preocupación e incertidumbre” en el que se adentra el país por la epidemia que azota el planeta. Isabel II ha lanzado un comunicado sobre la situación por el coronavirus: “Todos hemos sido advertidos de que cambiemos nuestras rutinas normales y nuestros patrones de vida habituales por el bien de las comunidades en las que vivimos y, en particular, para proteger a los más vulnerables”, indica la soberana.

“En tiempos como estos, rememoro que la historia de nuestra nación ha sido forjada por gentes y comunidades que se han unido para trabajar como una sola, concentrando nuestros esfuerzos con un objetivo común”, agrega.

Además, Isabel II agradece en el comunicado la “experiencia y el compromiso” de los científicos, médicos y servicios de emergencias que luchan contra la epidemia. “Ahora, más que en cualquier otro momento de nuestro pasado reciente, todos tenemos un papel vital que jugar como individuos. En los próximos días, semanas y meses”, esgrime la reina.

Isabel II, ha abandonado durante la jornada de hoy el palacio de Buckingham, en Londres, para trasladarse al castillo de Windsor junto a su esposo el duque de Edimburgo, al oeste de la capital británica, como medida de precaución ante la propagación del covid-19, que ha dejado hasta ahora 137 muertos en el Reino Unido. La monarca se ha trasladado en un vehículo oficial, acompañada por Candy y Vulcan, sus dos perros corgi.

Durante la cuarentena, la reina y el primer ministro británico, Boris Johnson, han optado por mantener por teléfono sus contactos semanales, que normalmente tienen lugar los miércoles en el palacio de Buckingham.