Las parejas que no duraron tras la boda de Felipe y Letizia

Acudieron casados y con sus parejas aquel 22 de mayo de 2004, pero hoy están separados y han rehecho sus vidas

Han pasado ya 16 años desde la boda de Don Felipe y la periodista Letizia Ortiz. Por fin, el Heredero de la Corona dejaba su soltería después de tres noviazgos oficiosos –Isabel Sartorius, Gigi Howard y Eva Sanum– que no llegaron a término. Con Sartorius era demasiado joven. La distancia hizo imposible su relación con Gigi. Y Eva fue la única relación que no existió hasta que el hoy Rey comunicó en un encuentro informal con los periodistas acreditados la ruptura. Era diciembre de 2002.

Nueve meses después apareció la asturiana Letizia, a la que Don Felipe veía en el informativo. Le gustaba y la quiso conocer. La historia que se contó durante años de que fue un encuentro casual en casa de Pedro Erquicia no fue tan real. La cena se organizó precisamente a instancias del Príncipe y esa noche conectaron. El destino se encargó de que funcionara. Los demás invitados fueron Anna Gamazo y Juan Abelló, muy relacionados desde siempre con la Familia Real, y varios periodistas entre los que se encontraban Fermín Bocos, Julia Navarro, Luis Mariñas y Beatriz Pérez Aranda, entre otros. A partir de esa fecha comenzó la cuenta atrás de una relación que se mantuvo en secreto hasta principios de octubre, cuando Don Juan Carlos dio el visto bueno. El 3 de noviembre de 2003 se realizó la presentación oficial y un año después, el 22 de mayo de 2004, se celebró la boda en la Catedral de la Almudena.

En el transcurso de estos años, la vida de muchos de los invitados al enlace ha cambiado radicalmente. Unos porque fallecieron, como el inductor del noviazgo, Pedro Erquicia, o Kardam de Bulgaria, que cuatro meses después sufriría un accidente de coche con secuelas irreversibles. También la infanta Pilar, la acompañante oficial en el cortejo nupcial del Rey Juan Carlos, y Alfredo Pérez Rubalcaba, que en aquel entonces era diputado y portavoz del grupo socialista en el Congreso y acudió con su mujer, Pilar Goya. Y quién iba a decir en ese paseíllo hasta la entrada al templo que el astronauta Pedro Duque acabaría siendo ministro del Gobierno. Ainhoa Arteta estaba recién divorciada de su segundo marido, el barítono norteamericano Dwayne Cofty. Su pareja ese día fue Miguel Bosé, y posteriormente volvió a casarse y separarse. Hoy vive feliz con el militar Matías Urrea. Asimismo, José Bono acudió con su mujer Ana Rodríguez, de la que separó años después. Según contó a quien esto firma, el de la boda fue uno de los días más complicados de su vida. La seguridad era la principal preocupación y no solo por las características del acontecimiento, sino porque en la mente de todos los españoles permanecía el recuerdo de la gran tragedia del 11-M. «Yo, como ministro de Defensa, recibí una información por parte del Centro Nacional de Inteligencia muy inquietante. Habían robado varios ultraligeros, la situación era preocupante. Durante toda la boda estaba pendiente del teléfono. El Rey Juan Carlos también estaba enterado de la situación, pero el príncipe Felipe, no. Era su día. Estábamos deseando que acabara todo y que cada uno se fuera a su casa».

La música del enlace

En efecto, entre 2004 y 2020 hubo varias separaciones y cambios de pareja. Felipe González aún estaba casado con Carmen Romero. Jaime Martínez-Bordiú asistió con Patricia Olmedilla, su pareja entonces. Tras la ruptura, ella se convirtió en duquesa de Terranova y tiene tres niñas con Gonzalo de la Cierva. Simoneta Gómez Acebo aún estaba casada con José María Fernández Sastrón, que como regalo de bodas compuso un tema musical para los contrayentes. El divorcio de la primogénita de la infanta Pilar llegaría un año después. Su hermano Beltrán y Laura Ponte lo hicieron en calidad de prometidos. Cuatro meses después se casaban en la Colegiata del palacio de La Granja (Segovia) con la asistencia de los Reyes y de los Príncipes de Asturias. La modelo y el primo de Felipe VI firmaron su divorcio en 2009. Su hermano Fernando y Mónica Martín Luque acudieron como matrimonio a la gran boda y en 2011 anunciaron también su ruptura. Tampoco pudieron superar sus diferencias Marta Luisa de Noruega y el escritor Ari Behn, quien falleció de manera trágica este año. A diferencia de su hermana Alicia Koplowitz, que estuvo acompañada por uno de sus hijos, Esther acudió con Carlos Falcó. Este matrimonio no superó la década y finalmente firmaron la separación de mutuo acuerdo. También en la Familia Real se han producido separaciones. Los duques de Lugo anunciaron en 2007 el «cese temporal» como eufemismo de un divorcio sin vuelta atrás. Ninguno de ellos ha rehecho su vida y mantienen una relación cordial.