Caso Epstein: El príncipe Andrés, contra las cuerdas

Los jueces esperan que el duque de York hable con el FBI sobre sus vínculos con Ghislaine Maxwell y Jeffrey Epstein

FA0080. LONDRES (REINO UNIDO), 7/3/2011.- El príncipe Andrés, duque de York, a su llegada a la sede de Crossrail en la plaza de Canadá en Londres (Reino Unido) hoy, lunes, 7 de marzo de 2011. El hijo de la reina Isabel II de Inglaterra ha sido criticado por su elección de amistades, entre ellas el magnate estadounidense Jeffrey Epstein, procesado por delitos de pederastia. También se le ha vinculado con Saif al-Islam, hijo del líder libio, Muamar el Gadafi, y algunos políticos creen que ha llegado la hora de retirarle su cargo de enviado especial. EFE/Facundo Arrizabalaga
FA0080. LONDRES (REINO UNIDO), 7/3/2011.- El príncipe Andrés, duque de York, a su llegada a la sede de Crossrail en la plaza de Canadá en Londres (Reino Unido) hoy, lunes, 7 de marzo de 2011. El hijo de la reina Isabel II de Inglaterra ha sido criticado por su elección de amistades, entre ellas el magnate estadounidense Jeffrey Epstein, procesado por delitos de pederastia. También se le ha vinculado con Saif al-Islam, hijo del líder libio, Muamar el Gadafi, y algunos políticos creen que ha llegado la hora de retirarle su cargo de enviado especial. EFE/Facundo ArrizabalagaFACUNDO ARRIZABALAGAEFE

El ‘Caso Epstein’ ha dado un nuevo giro inesperado tras la detención el pasado jueves 2 de julio de la expareja y “madame” de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell. La londinense compareció el mismo día de su arresto en un tribunal de los EE. UU. acusada de ayudar al multimillonario Epstein a ‘identificar, captar y preparar’ a varias chicas para posteriormente, abusar de ellas.

Tras la declaración de Maxwell, ahora el foco se centra en el príncipe Andrés, reconocido amigo del fallecido pedófilo y su expareja. Los jueces esperan que el Príncipe hable con el FBI sobre sus vínculos con ambos, sin que ellos tengan que intervenir.

Imagen por la que se ha acusado al príncipe Andrés de presunta «explotación de menores».
Imagen por la que se ha acusado al príncipe Andrés de presunta «explotación de menores».

Según informa ‘The Sunday Telegraph’, los fiscales de EE.UU. han presentado una solicitud formal para entrevistar a Andrés. Para ello han pedido una Asistencia Legal Mutua (MLA) al Ministerio del Interior, un acuerdo con los Estados Unidos que consiste en pedir asistencia a las autoridades británicas en asuntos penales. La solicitud pone en un aprieto al Secretario del Interior, Priti Patel, con el gobierno interesado en que las autoridades de EE.UU. y Andrew resuelvan el asunto entre ellos.

El duque de York no puede ser obligado a hablar con el FBI, pero la petición de la MLA podría convertirse en un dolor de cabeza para el Gobierno. Aunque anteriormente, Andrés habría afirmado que se ha ofrecido dos veces para testificar en el ‘caso Epstein'.