La ambición de Amber Heard y el dedo cortado de Johnny Depp

El Tribunal de Justicia de Londres revive el fatídico episodio vivido en Australia en 2015

Amber Heard y Johnny Depp
Amber Heard y Johnny Depp

Johnny Depp y Amber Heard viven un nuevo día de juicio en Londres donde el Tribunal de Justicia ha revivido el fatídico episodio vivido por la pareja en Australia, en 2015, cuando el actor acudió al hospital con la falange de un dedo cortada. Según confiesa Depp, su esposa le rompió la mano con una botella de vodka y “me cortó el maldito dedo”.

Tras lo ocurrido aquel día, la estrella de “Piratas del Caribe” envió una serie de mensajes a su médico, David Kipper, y acusó a su Heard de casarse con él porque estaba “desesperada por el éxito y la fama”. Según ha desvelado Depp, la actriz le había dicho que era un “viejo triste” y le lanzó “ataques horribles e intencionadamente hirientes”. Depp escribió: “No puedo vivir así... Ella está tan llena de mierda como un ganso de Navidad. Ya he terminado. ¡¡¡NO MÁS...!!! ¡Los constantes insultos, el desprecio, el desaire más desgarrador que sólo se libera de alguien malicioso, malvado y vengativo! (...) Aquí está la verdad, amigo... ¿Su obsesión con ella misma...? Es mucho más importante... Ella es TAN AMBICIOSA!!! Está tan desesperada por el éxito y la fama... Probablemente por eso me captó, amigo...!! Aunque, ella me ha machacado con lo triste y viejo hombre que soy...”.

“Cowan (Connell Cowan, otro médico) me ha hecho el más cruel de los favores... Estoy tan triste... Me corté la parte superior de mi dedo corazón... ¿¡Qué debo hacer!? Excepto, por supuesto, ir a un hospital... Estoy tan avergonzado por salir en cualquier cosa con ella...”, escribió Depp en otro de los mensajes.

Por su parte, el administrador de la propiedad de Johnny en las Bahamas, ha declarado en el juicio que en diciembre de 2015 escuchó a Heard decirle al actor que su “carrera se ha terminado”, que moriría como un hombre solitario y lo llamó “gordo”.