Kanye West confiesa entre lágrimas: “Casi mato a mi hija”

El rapero y esposo de Kim Kardashian, preocupa a sus fans en su primer acto de campaña

Anoche el rapero hizo su primer acto de campaña después de que el pasado cuatro de julio, anunciara su deseo de convertirse en presidente de los Estados Unidos. Un polémico discurso que varió de la risa al llanto y que tuvo como temas protagonistas el uso de armas, el racismo y el aborto. Este último punto hizo que Kanye West rompiera a llorar y confesara un duro momento en su vida: “Casi mato a mi hija”.

El artista contó cómo se enfrento al embarazo de su primer bebé, junto a su entonces novia Kim Kardashian: “La Biblia dice: no matarás. Recuerdo cuando mi novia me llamó llorando y gritando para decirme que estaba embarazada. Primero exclamé, ¡sí! Y luego pensé.. oh, oh... En aquel entonces era un rapero que hacía mi vida, tenía varias novias y todo eso (...) Ella lloraba... Un mes, dos meses, tres meses estuvimos hablando del tema para que ella no tuviera a su bebé. Kim tenía las píldoras en la mano...”.

Pero ante esta difícil situación, el cantante aseguró que Dios le habló y por ello decidió tener al bebé. “Incluso si mi mujer ahora quiere el divorcio por haberles contado esto, que trajo a North al mundo incluso cuando yo no quería que lo hiciera...”, confesó. Entre lágrimas, West gritaba: “¡Casi mato a mi hija! ¡Amo a mi hija!”.

Un discurso que parece haber preocupado a los fans del rapero. Según afirma la web TMZ, fuentes de la familia Kardashian aseguran que Kanye necesita ayuda profesional porque se encuentra desde hace tiempo sumido en un episodio bipolar, pero él rechaza cualquier tipo de seguimiento médico.