De Máximo Adriano a Harper Seven: ¿por qué los futbolistas les ponen estos nombres?

Kai, Alana Martina, Brooklyn... Así se llaman los retoños de los astros del balón

Pilar Rubio y Sergio Ramos presentan a su cuarto hijo
Pilar Rubio y Sergio Ramos presentan a su cuarto hijoPilar RubioInstagram

El pasado domingo, Sergio Ramos y Pilar Rubio anunciaban la feliz llegada de su cuarto hijo. Un noticia que en cuestión de minutos se convirtió en tendencia debido al nombre escogido por la pareja, ya que teniendo en cuenta el del resto de sus hijos (Alejandro, Sergio y Marco), nadie esperaba algo tan histórico como Máximo Adriano. Pero, ¿a qué se debe?

Aunque por el momento no hay una teoría oficial, podría ser que Ramos y Rubio se hubieran inspirado en el protagonista de la película «Gladiator» que interpreta Russell Crowe, y que, tan solo escucharlo, inmediatamente nos recuerda a su famosa frase que ha quedado para la posteridad: «Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, comandante de los Ejércitos del Norte, general de las Legiones Félix, leal sirviente del único emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, esposo de una esposa asesinada, y juro que me vengaré en esta vida o en la otra». Un personaje ficticio basado en un general del Imperio Romano nacido en Hispania que resulta traicionado por el hijo de Marco Aurelio, Cómodo. Por su parte, Publio Aelio Adriano sí fue un emperador romano (117-138 a.C.). Algunas fuentes sitúan su nacimiento en Roma, mientras que otras consideran que nació en la ciudad romana de Itálica, Santiponce, cerca de la actual Sevilla, lo que podría ser un posible guiño a la tierra del futbolista.

Sea como fuere, este nacimiento deja patente que la tendencia de los nombres en nuestro país está cambiando. Al menos, entre los futbolistas de élite. Si nos remontamos a la década de 1950 y hasta 1970, Antonio y Mari Carmen eran los más usados en nuestro país según el INE. Mientras que en 1980, los compuestos comenzaron a desaparecer poco a poco y a partir de 1990 y hasta el día de hoy, las estadísticas indican que los nombres han comenzado a acortarse y, además de los inspirados en personajes de series y películas o incluso hasta en ciudades y países, los tradicionales Lucía y Hugo vuelven a estar más de moda que nunca.

Para que sean distintos

Bien sabemos que los astros del balón no siguen modas, sino que las imponen. Y, sin importar el origen de sus apellidos, para sus retoños eligen aquellos nombres «originales» que los distingan del resto de mortales y con los que sueñan que, al igual que ellos, un día también hagan historia, sea en el deporte o en otros mundillos.

Milán y Sasha, hijos de Shakira y Gerard Piqué, son un claro ejemplo de ello, pero no el único. El futbolista merengue Gareth Bale y su esposa Emma Rhys-Jones también se decantaron por unos nombres poco comunes: Alba Violet y Nava Valentina. Cristiano Ronaldo y Georgina optaron por Alana Martina para su primera hija en común, mientras que Césc Fábregas y Daniela Semaan tienen tres retoños, Lía, Capri y Leonardo. Enzo es el hijo de Guti y Romina Belluscio, y Davi Lucca el del brasileño Neymar. Victor Valdés y Yolanda Cardona apostaron por nombres escuetos: Vera, Dylan y Kai. Pero si hay una familia que destaca al respecto, esa es la de los Beckham: Brooklyn, Romeo, Cruz y la pequeña Harper Seven se llaman los hijos del famosísimo matrimonio inglés.