La rodilla de la infanta sofía: una lesión solidaria y borbónica

Thumbnail

La rodilla con cinco puntos de sutura de la infanta Sofía fue durante unas horas (todo dura nada) la rodilla más fotografiada de España. La rodilla y la borbónica muleta: maltrecho el abuelo, lesionada la nieta. Una herida que uno quiere ver solidaria, heráldica de venda y esparadrapo en campo de gules con león rampante y flor de lis, blasón de aristocrática chica guerrera. Quizá le envió un selfie de rodilla y muleta a Juan Carlos I: «Mira, abuelo, como tú». Quizá pasee la rodilla a modo de pancarta en protesta por no saber dónde enviarle postales al abuelo. En cambio, el presi envía cartas a la militancia socialista cuando las encuestas dicen que la mayoría quiere fuera del Gobierno a Pablo Iglesias. Lo lógico sería que enviara una carta de despido al vice segundo, que por cierto goza de un ERTE de lujo para cuidar con mimo su coleta hasta el fin de sus días. Pero Él delega en Félix Tezanos y su CIS las posdatas de sus misivas. Si Tezanos lo preguntara, resultaría que el 99, 95 por ciento quiere que Iglesias siga en la Moncloa. Sánchez ama su coleta. Sí preguntará sobre el futuro de la monarquía. Dejar la aceptación de la monarquía en manos del CIS es como poner a Villarejo de jefe de seguridad de la Zarzuela. Se verá en la encuesta que el 98, 99 por ciento quiere al Rey Emérito en el patíbulo y el 97, 99 por ciento a Felipe VI en el exilio después de su abdicación, o algo así.