La madre de Camilín, harta de la actitud de su hijo, medita marcharse de España

La que fuera el gran amor del desaparecido Camilo Sesto, observa con estupor la falta de apoyo filial

Camilo Michel Blanes con su madre Lourdes Ornelas por las calles de Torrelodones, Madrid.
10/09/2019
Camilo Michel Blanes con su madre Lourdes Ornelas por las calles de Torrelodones, Madrid. 10/09/2019UATGTRES

Su lucha no encuentra respuesta, su afán por alejar a su hijo Camilín de sus adicciones parece una batalla casi perdida. Lourdes Ornelas se desespera, con razón, y medita, con todo el dolor de su corazón, tirar la toalla y volver a su país de origen, México, harta de la incomprensión y la actitud de su vástago.

La que fuera el gran amor del desaparecido Camilo Sesto, observa con estupor la falta de apoyo filial, el desapego de Camilín hacia una madre que se está entregando en cuerpo y alma, infructuosamente,por un hombre que parece pasar de todo y de todos. El treinteañero no da señales de vida cuando ella le reprocha su comportamiento, se hace el sueco y sigue dando que hablar en los medios por sus excesos.

Quizá la aparición de María, la joven abogada de Torrelodones, con quien el hijo del fallecido cantante mantiene una estrecha relación, pueda apaciguar sus ímpetus con la bebida.

En este sentido, Lourdes hace causa común con María. Ya veremos si entre las dos consiguen enderezar la vida de Camilín hacia el buen camino, y el futuro viaje a México de Ornelas se queda en eso, en un futuro lejano y pendiente de la curación de su hijo. Pero es él quien tiene la última palabra. Si no pone de su parte, ya sabe que su progenitora se marchará a tierras mexicanas. Perderá con ellos el mayor apoyo con el que cuenta en estos momentos tan difíciles.