Ernesto Neyra continúa en el módulo de ingreso, a la espera de traslado

Hasta que no ingrese en el módulo doce de la prisión de Huelva, un módulo de respeto, no se le hará la clasificación penitenciaria para establecer que grado le corresponde. Su abogado ha solicitado el tercer grado, por lo que podría salir muy pronto de prisión. Allí, en el módulo de respeto cumple su pena, entre otros, uno de los integrantes de La Manada.

Ernesto Neyra en una imagen de archivo
EL BAILARIN ERNESTO NEYRA EN SEVILLA 18/11/2009La Razón (Custom Credit)GTRES

El ex marido de Lely Céspedes lleva dos semanas en la prisión onubense, en una celda individual, en el módulo de ingreso en el que todos los nuevos internos o aquellos que han disfrutado de un permiso, deben permanecer 14 días en cuarentena.

Hoy, lunes 24 de agosto, se cumplen quince días desde que cruzara la puerta de la cárcel de Huelva, tras su detención en un hotel de Matalascañas (Huelva) el pasado sábado 8 de agosto. Aunque debería ya haber ingresado en el módulo 12, el bailarín se encuentra aún en el módulo de ingreso. De ahí, deberá ser trasladado al módulo de respeto dónde también se encuentra uno de los cinco integrantes de La Manada, condenado a 15 años por la violación grupal a una joven en los Sanfermines de 2016: Jesús Escudero.

Neyra y Escudero son, en estos momentos, los presos más famosos de la cárcel de Huelva, una de las favoritas por los delincuentes de Andalucía. En el mismo módulo de respeto en el que desea cumplir su condena el padre de los hijos de Lely Céspedes, estuvo internado José María del Nido hasta marzo de 2017. El ex presidente del Sevilla Fútbol Club y el abogado en el que confió Julián Muñoz para cometer su expolio en Marbella, pasó tres años en la prisión de Huelva al ser condenado por el caso ‘Minutas’ sobre las irregularidades en los encargos realizados al abogado por parte del Ayuntamiento de Marbella (Málaga).

Ernesto solicitó su traslado al módulo de respeto ya que allí cumplen condena algunos conocidos suyos.

Al parecer, y una vez que supo que no podría eludir la condena de prisión, el bailarín ha centrado todos sus esfuerzos en que su abogado le consiga algunos beneficios penitenciarios. De momento, fuentes cercanas a Ernesto aseguran “que lo está llevando bien” ya que se encuentra solo en una celda en el módulo de ingreso, dónde mantienen en aislamiento a los nuevos reclusos como él y a aquellos que han disfrutado de algún permiso carcelario, con el fin de evitar la propagación del Covid 19.

Se espera que, en pocas horas, sea trasladado al módulo de respeto que ofrece a sus internos, como en el resto de las cárceles de España, una serie de beneficios siempre que los reos cumplan las condiciones que marca Instituciones Penitenciarias para acceder a ellos. Son unos módulos pioneros que se diferencian de los tradicionales en que todos los que quieran engrosar en este tipo de proyecto han de realizar una seria de actividades y mantener unas normas de conducta establecidas. Es la Junta de Tratamiento de cada centro quién estudia la solicitud de ingreso del preso antes de su admisión y quienes les expulsan en caso de que no cumplan con dicha normativa.

En el caso de Neyra es más que probable que le sea concedido este beneficio: es la primera vez que ingresa en prisión y tiene una condena leve, 90 días. Para acceder , el bailarín debe firmar un contrato de conducta, según el cual, se compromete a obedecer las normas de convivencia y la disciplina de grupo, acudir a los programas de desintoxicación y formación, mantener una buena relación con sus compañeros, acatar sus responsabilidades, cuidar de su higiene personal así como de la limpieza de su entorno, etc

Una de las ventajas más interesantes para los que se someten a este programa es que a la hora de la clasificación, concesión de permisos, progresión de grado y demás, los tiempos se acortan. Además de las comunicaciones habituales, también se concede una visita trimestral a la familia, en la que se les permite entrar en el módulo y compartir unas horas con los internos. Por otro lado, hay cierto grado de autogobierno dirigido de comisiones y asambleas en las que los propios internos toman algunas decisiones.En torno al 60% del millar de internos e internas que alberga la prisión de Huelva se encuentran en módulos de Respeto.

Según ha declarado su abogado a Europa Press “una vez que se le haga la clasificación se establecerá el grado que le corresponde. En este caso, nosotros solicitaríamos el tercero para que fuera más leve y pudiera salir de prisión lo antes posible. Estamos también aclarando los importes de dinero que se deben, que en este caso nosotros defendemos que son 9000 en lugar de 14000 euros que defiende la parte contraria”.