Ernesto Neyra es liberado tras cumplir tan sólo 18 días de prisión de los 90 que dictó el juez.

El bailarín ha tenido una estancia VIP en la cárcel de Huelva y ha sido puesto en libertad tras estar tan sólo 18 días en la cárcel de Huelva.

El ex marido de Leli Céspedes y de la difunta Carmen Ordóñez ha sido puesto, sorprendentemente, en libertad sin llegar a cumplir ni siquiera un tercio de su condena. Después de 18 días desde su ingreso en prisión, el bailarín abandonaba a última hora de esta tarde la cárcel de Huelva y era recibido con gran efusividad por su hermana Maria Paz y su novia Rocío.

Según han asegurado en Sálvame, programa que ofrecía las imágenes de su salida del penal onubense en primicia, el bailarín ha podido salir al depositar 7.200 euros en el juzgado, la cantidad que adeudaba a su ex mujer por la manutención de sus tres hijos.

Tal y cómo informamos en exclusiva en La Razón, el pasado lunes se cumplían dos semanas de su ingreso en prisión en Huelva, en los que el ex marido de Lely Céspedes ha permanecido en una celda individual, en el módulo de ingreso, en el que recalan todos los nuevos internos o aquellos que han disfrutado de un permiso para cumplir con la cuarentena para evitar la propagación del Covid 19.

La estancia de Neyra en la cárcel ha sido especialmente cómoda y breve. A excepción de los funcionarios de prisiones que se encuentran en el módulo de ingreso, el número 10, apenas ha tenido contacto con otros reclusos ya que ni siquiera ha sido trasladado al módulo de internamiento.

Aunque nadie esperaba que fuera liberado tan pronto, a excepción de los periodistas que le esperaban en la cárcel, el bailarín ha centrado todos sus esfuerzos en que su abogado le consiga algunos beneficios penitenciarios. Y parece que lo ha conseguido, aunque para ello ha tenido que abonar los 7.200 euros que debía de la pensión de alimentos y probablemente también los 1.800 euros de la multa que le impuso el juez por incumplir el acuerdo alcanzado con su ex mujer.