Belén Esteban: de “princesa del pueblo” a “reina del picoteo”

La contertulia no se priva de nada en televisión

La antaño “princesa del pueblo” se ha convertido en “reina del picoteo”, para Belén Esteban el aumento de peso no supone un problema, al contrario, lo esconde con prendas amplias y un desinterés total por hacer régimen.

Sus tardes televisivas en “Salvame” demuestran su obsesión por el picoteo, y las cámaras se ceban en ella cuando echa mano de comida basura. No se priva de la merienda.

Ha vuelto de sus vacaciones estivales con unos cuantos kilos de más, sin complejos y riéndose de quienes le recomiendan que haga ejercicio. Es incorregible.

Belen se enfada cuando ve que la cámara la enfoca en directo, echa mano de sus gestos de enfado más característicos, pero sigue a lo suyo en cuanto cree que está a salvo de objetivos indiscretos. Le pueden las ansias de comer.