Camilo Sesto, obsesionado con el sexo

El programa “Hormigas blancas” también desveló el patrimonio que dejó el artista, que algunos estiman entre seis y siete millones de euros, mientras que Ornelas asegura que su hijo solo ha heredado seiscientos mil

El programa dedicado por “Hormigas blancas” a Camilo Sesto este domingo casi coincide con el 74 aniversario del nacimiento del cantante. Vino al mundo el 16 de septiembre de 1946 en la localidad alicantina de Alcoy. Ya de niño le gustaba cantar sin presagiar que en el futuro sería uno de los intérpretes españoles más internacionales. Si el éxito le acompañó en los escenarios, no así en el amor. Un tanto ambiguo en el terreno de los sentimientos, llegaron a rumorear que era bisexual, tan solo dos nombres de mujer encabezan su curriculum amoroso, la hispanoestadounidense Andrea Bronston y la mexicana Lourdes Ornelas. Con esta última tuvo a su único hijo, Camilin, hoy su heredero universal, tras fallecer su progenitor el 8 de septiembre del 2019.

Camilo era un ídolo de masas, más en Hispanoamérica que en su propio país, sus giras musicales fueron apoteósicas, pero el siglo XXI marca una especie de confinamiento voluntario en su chalet de Torrelodones. Poco se sabe de esa etapa. El artista apenas se relacionaba con un pequeño grupo de amigos, llevaba el secretismo al limite y fueron muy pocos los que tuvieron acceso al cantante. Su casa era su templo y se refugió en la pintura como alternativa a la escasez de conciertos.

La relación con su hijo, aún viviendo buena parte de sus vidas separados por el océano Atlantico, era fluida, y las ausencias se suplían con el contacto diario en las redes sociales. Había tanta sintonía que el padre compuso varias canciones para un hijo que siguió sus pasos en el mundo musical.

Con Lourdes mantuvo una relación marcada por los altibajos, la mexicana y su hijo pasaban temporadas con Sesto, pero las malas influencias consiguieron que Ornelas y Camilin acabaran regresando definitivamente a la capital mexicana.

En “Hormigas blancas” se recordó su vida, en la que temas tan icónicos como “Perdóname”, “Algo de mi”, “El amor de mi vida” y “Vivir así es morir de amor”, ocupan lugares de referencia.

Lourdes intervino en el programa y desmintió una acusación muy dura: “dijeron que Camilo alquiló mi vientre para que le diera un hijo, y es falso. Fue el gran amor de mi vida, y si me separé de él fue por culpa de las presiones de su entorno.”

Antes de nacer Camilin, Ornelas tuvo un aborto voluntario, una decisión tomada de mutuo acuerdo con Camilo. El artista, arrepentido, dedicó su canción “Perdóname” a la mexicana.

En el programa intervino la periodista Lydia Lozano,que hace días presumió de ser íntima amiga del cantante, algo que desmintió rotundamente Eduardo Huervos, el que fuera ultimo representante del fallecido. Lydia hizo honor a su fama lacrimógena soltando las consabidas lágrimas ante los recuerdos que le venían a la mente... Es experta en llantos innecesarios.

Le cambio la cara cuando Lourdes insistió en contar que la tertuliana de “Salvame” fue quien le presentó a un grupo de personas que “estafaron” a su hijo. Y adelantó que podría demandar a la madre de Camilin por sus declaraciones contra ella.

Emotivos vídeos de Camilo, alusiones a sus problemas de salud, como cuando le transplantaron el hígado, escenas familiares, imágenes del día de su muerte, fueron desfilando a lo largo del programa.

Las referencias a Camilin se empañaron al hablar de sus adicciones, aún así, emocionante el mensaje de cariño que escribió el hijo en el primer aniversario de la muerte de su progenitor.

Dicen que Camilo era un hombre tan religioso que soñaba con ser Jesucristo, y plasmó ese sueño protagonizando el musical “Jesucristo Superstar” junto a su íntima amiga Angela Carrasco.

Ándrea Bronston definió a Camilo como “una pareja de trato difícil”, y Jesus Mariñasr descubrió que “a Camilo le gustaba mucho hablar de sexo, tenía fama de estar muy bien dotado. Y lo digo porque le vi el miembro viril”.

También salió a colación el patrimonio que dejó el artista, que algunos estiman entre seis y siete millones de euros, mientras que Ornelas asegura que en la cuenta corriente de su hijo y heredero no hay más de seiscientos mil. Habría que añadir unos quinientos mil anuales por derechos de autor.

Camilin dejó muy claro que “la unión entre mi padre y yo era muy fuerte, y, digan lo que digan, nadie lo va a destruir”. Hace unos días le homenajeó con un disco, “Tributo a mi padre”.

La aparición de otro presunto hijo de Camilo Sesto, un hombre barcelonés que tiene intención de hacerse las pruebas de paternidad, creó una cierta alarma, y más al saber que se puso en contacto con el abogado Fernando Osuna, el gran experto en este tipo de asuntos.