Malú y Rivera compaginan los pañales con la vuelta al trabajo

El ex político presenta hoy su libro “Un ciudadano libre” y la cantante ultima su participación en “Mask Singer” de Antena 3

A Albert Rivera se le da bien cambiar pañales, mejor que a su pareja Malú. Lo dicen sus amigos más cercanos, los mismos que hoy martes le acompañarán en Madrid en el acto de presentación de su libro “Un ciudadano libre”, que iba a ser publicado el pasado mes de abril, pero se retrasó por la pandemia. En las últimas semanas, la editorial Espasa ha recibido decenas de solicitudes para entrevistar a Rivera, pero el ex político ha hecho una criba y concederá muy pocas, una de ellas esta misma noche a Pablo Motos en “El hormiguero”, y otra a Bertin Osborne el próximo viernes en “Mi casa es la tuya”, realizada en el pueblo granadino de sus padres. Le cuesta hablar su sus intimidades...aunque con Bertin se ha abierto en canal.

Su pareja Malú es igual de hermética, pocas veces habla de asuntos privados. Una boda que no llega pero se espera y una vida cotidiana en una urbanización de lujo en las afueras de Madrid a prueba de paparazzis.

La cantante tuvo que ir a un hospital de Móstoles con unos problemas de espalda y le descubrieron una hernia discal , le han recomendado descanso y un tratamiento, lo que podría aplazar su incorporación al nuevo concurso de Antena3, “Mask singer .Adivina quien canta”, en el que compartirá protagonismo en el jurado con Los Javis y José Mota, y el presentador Arturo Valls.

Además, prepara disco, ha aprovechado el confinamiento para componer nuevas canciones, y, lógicamente, para integrarse totalmente en su nuevo rol de madre. La pequeña lucia nació hace tres meses y supone una revolución en la vida de sus famosos papás. Malú, dicen, no se plantea giras largas, no quiere separarse muchos días de su niña. Grabar en Madrid le mantendrá cerca de casa,

Rivera sigue apartado de la política, reconoce que retirarse le abrió las puertas de una nueva vida, menos crispada y más tranquila. Es el presidente del Consejo de Administración de Martinez Echevarria&Rivera Abogados, en el que figura como vicepresidente su fiel amigo y ex compañero de Ciudadanos, José Manuel Villegas. Ciento cincuenta letrados a sus órdenes en un bufete de prestigio.

Le pidieron que regresara al partido, para intentar reflotarlo tras el último desastre electoral, pero no quiso saber nada de repetir experiencia. Se ha asentado en lo familiar y lo profesional, y su existencia va por otros rumbos, y quiere que siga así.