Las bases de Unidas Podemos critican a su “reinona” Irene Montero

Fan desde niña del “Mundo Obrero” y los boletines de Comisiones Obreras, se pasa al bando de las celebrities, y los afiliados de a pie de su partido están un tanto desconcertados con el postureo

En las bases de Unidas Podemos nadie se esperaba su afán por convertirse en foco de atención de revistas como “Diez minutos” o “Vanity Fair”, ella, Irene Montero, fan desde niña del “Mundo Obrero” y los boletines de Comisiones Obreras, se pasa al bando de las celebrities, y los afiliados de a pie de su partido están un tanto desconcertados con el postureo de su “reinona” gubernamental. Ya ni extraña que se le haya bautizado como “la Preysler de Galapagar”, más bien se merece el título de la “princesa del pueblo”, arrebatándole el calificativo a la mismísima Belén Esteban.

Irene parece disfrutar posando y empiezan a lloverle las críticas en las redes sociales. Una podemita de los inicios, Carla F., se muestra “defraudada por el cambio que ha dado Irene en los últimos tiempos”, y otra compañera de partido, Elena P., ataca con dureza a su jefa de filas, manifestando que “acabará en la portada del HOLA, y eso que siempre hablaba con un cierto desprecio de las revistas del corazón. Quién la ha visto y quién la ve. Está irreconocible”. Marisa R., luchadora durante más de tres décadas por los derechos de la mujer, se lamenta de que “a Irene se le estén olvidando sus orígenes. Cualquier día la vemos renovando vestuario en tiendas de lujo".

Dicen que intenta con estos recientes posados acercarse más al pueblo llano, pero le está saliendo el tiro por la culata. El efecto es el contrario. Ya veremos si ese postureo no le pasa factura en las urnas...