Ponce rebautizado como “Babosín”

Las redes critican la actitud del torero

Algunos internautas son crueles con el mimoso Enrique Ponce y sus últimos vídeos en las redes sociales, expresando su amor incondicional por Ana Soria. El torero parece embobado cuando le acaricia su novia veinteañera, como diría el pueblo llano, “se le cae la baba”. El gracejo del españolito de a pie no tiene límites y Enrique empieza a ser conocido irónicamente como “Babosin”, algo que no debe hacerle la menor gracia. Y es que Ana le revoluciona la vida, le hace adoptar gestos absurdos en los vídeos, le oprime la cara y Ponce se deja llevar por la inercia del encoñamiento absoluto. Juventud divino tesoro.

Este no es mi Enrique, el hombre que acompañaba discretamente a la madre de sus hijas en actos sociales, una Paloma Cuevas que sobresalía por su elegancia y simpatía, casi relegando a su marido a un segundo plano más oscuro.

Enrique parece liberado del encorsetamiento, el amor de hoy es ciego y le lleva a sentirse un quinceañero. Ya solo falta que los toros le rían las gracias