Paula Echevarría y el embarazo «fit»

La actriz es la última del club de las influencers del «baby boom» de 2020. Sus redes sociales son un manual de consejos de nutrición y ejercicios para mantenerse en forma durante el embarazo

A pesar de la pandemia, la vida sigue su curso y este 2020 ha venido marcado por un «baby boom» entre las celebrities. Las últimas en anunciar su estado de buena esperanza han sido la actriz Paula Echevarría, que espera su primer hijo junto a su actual pareja Miguel Torres, y la empresaria e «influencer» internacional Chiara Ferragni que espera su segundo hijo con Fedez. Pero no son las únicas, la modelo Gigi Hadid se estrenó en la maternidad hace tan solo unos días, así como también la polifacética Pilar Rubio, que va ya por su cuarto hijo, y la instagramer María Fernandez-Rubies.

Todas ellas, además, son muy proclives a compartir en sus redes su día a día. Y en esta rutina, cómo no, también están incluidos sus cuidados físicos y nutricionales. Así, es frecuente verlas practicando deporte, porque si algo está comprobado es el beneficio de la actividad física en esta etapa. «Control del peso, disminución de contracturas y lumbalgias, mejora de la oxigenación, tonificación muscular, disminución de patologías vinculadas a la hipertensión arterial y la diabetes, sin olvidar la faceta emocional y psicológica» son algunos de los beneficios que apunta el doctor Aitor Cristóbal, ginecólogo del Hospital Quirón San José de Madrid.

«Entiendo el ejercicio físico como una forma de sentirme bien en cuerpo y mente», señala la presentadora Pilar Rubio, quien no ha dejado de practicar deporte en ninguno de sus embarazos. Para ello ha contado también con la ayuda de su entrenadora personal, Carolina Correia, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, preparación al parto y postparto. Juntas han escrito además el libro «Embarazada, ¿y ahora qué?». «Si no hay contraindicación médica, el ejercicio físico será un gran aliado de la embarazada en la prevención de la diabetes gestacional y la ganancia desproporcional de peso. El principal motivo es que el ejercicio sensibiliza el músculo a la insulina, usándola como energía durante el ejercicio y evitando de esta manera el aumento de la misma en el torrente sanguíneo, por tanto ayudando a evitar la diabetes y el aumento excesivo de peso», explica Correia.

Pero el deporte rey entre las famosas embarazadas es el yoga. La modelo Vanesa Lorenzo es una auténtica gurú de esta práctica que proporciona innumerables beneficios durante el embarazo no solo posturales sino también de relajación y de preparación al parto. Además de compartir sus asanas, la top de los 90 ha escrito dos libros sobre esta filosofía («Crecer juntos» y «Yoga, un estilo de vida»). Yogui es también la ex Miss España Ariadne Artiles quien lleva diez años practicando esta actividad que le ha ayudado a mantenerse en forma cuando estaba embarazada.

«Una gestante puede practicar todos aquellos deportes de tipo aeróbico y que no supongan fatiga, con una intensidad adecuada a su estado físico. Quizá se deban evitar los sobreesfuerzos que repercutan sobre el suelo pélvico y puedan generar lesiones por su intensidad», especifica el doctor Cristóbal. «De hecho, no existen contraindicaciones absolutas, quizá aquellas situaciones de alto riesgo gestacional con sangrados, amenaza de parto prematuro o de aborto, son las únicas que podrían obligar a minimizar una actividad intensa», añade.

Pero no solo durante la gestación, también en el post parto todas ellas mantienen sus rutinas deportivas para recuperar en tiempo récord sus envidiables figuras. «Durante la cuarentena se puede realizar deporte, siempre adaptado a la situación particular de cada mujer. En general, de inicio suave y paulatino. Mi consejo, para controlar el peso, cuidar la alimentación y realizar una actividad física regular. Es mejor 15-20 minutos diarios que palizas ocasionales» añade el experto.

La importancia de la dieta

Pero la alimentación juega también un papel importante en la vida de «nuestras» famosas. Todas ellas mantienen una dieta baja en grasa y lo más natural posible. «Básicamente una mujer embarazada tiene un poco más de requerimiento en calorías pero no tiene que comer por dos. Si la mamá parte de un peso normal durante el embarazo puede aumentar entre 11 y 15 kilos; una embarazada con sobrepeso puede aumentar entre 7 y 11 kilos y una embarazada obesa no más de 6 kilos en todo el proceso de gestación», según la doctora Elena Soria Gómez, nutricionista de la Clínica Menorca.

«Si se han cogido más kilos de los necesarios en el embarazo y queremos volver a nuestro peso ideal, es fundamental seguir una alimentación variada y respetar unas normas higienicodietéticas (realizar ejercicio, tener un hábito intestinal correcto…). Para ello hay que respetar todos los grupos de nutrientes: proteínas, grasas, omega 3 (fundamental) e hidratos de carbono. Y beber al menos dos litros de agua al día», destaca Soria. Y en cuanto a los tratamientos a los que muchas de ellas han recurrido tras el parto, la doctora Soria destaca los beneficios de «la mesoterapia y la carboxiterapia para drenar y eliminar grasa localizada, los masajes manuales antes y durante el embarazo».