María Teresa a Jorge Javier: “¡Gilipollas, no te quiere nadie, que estás más solo que la una!"

Los presentadores repartieron “zascas” por doquier en el plató de Sábado Deluxe. Pese a que todo estaba “guionizado”, Teresa pidió a Jorge que la picara y la veterana periodista aprovechó para darle dónde más le duele.

María Teresa Campos regresaba a Telecinco con una entrevista que se preveía tensa en Sábado Deluxe para hacer frente a todas las críticas que, tanto ella como sus hijas Terelu y Carmen Borrego, han recibido en las últimas semanas. Desde el principio quiso dejar claras sus intenciones para prestarse a sentarse en el plató más crítico con ella y sus seres queridos: "Estoy hasta las narices-decía a modo de saludo a Jorge Javier Vázquez-He venido porque estoy harta de tonterías, acosándome con tonterías y con gente que se mete donde no se tiene que meter y diciendo cosas que no se tiene que decir”.

La presentadora se mostraba desde el principio a la defensiva, amagando incluso con abandonar el plató, cuando tuvo que enfrentarse a vídeos dónde se explicaba el origen de los escándalos que habían motivado la entrevista: los problemas de Rocío Carrasco con sus hijos, la existencia de un hermano desconocido de sus hijas, las declaraciones de Carmen Borrego sobre la polémica familiar que enfrenta a los descendientes de Rocío Jurado...Había tela que cortar y la entrevista fue una de las más tensas de su vida aunque su artífice fuera su amigo Jorge Javier. El buen rollo que existe entre ambos no ocultaba el malestar de Teresa con la cadena que representa el de Badalona, quién se convirtió en objetivo de sus indirectas, puyas, zascas y reproches. Tanto que el presentador acabó diciéndole: “Oye, a mí el chaparrón, no.”

Absolutamente desbordada por las polémicas que tenía que hacer frente, la malagueña hacía un amago de abandonar el plató del programa, durante la emisión de un vídeo: “¡Que me voy, no he venido a hablar de esto!”, decía levantándose de la silla. Aunque consiguieron frenar el deseo de la presentadora de abandonar el set, la noche estuvo cargada de momentos de tensión.

El broche final a su entrevista fue una trampa, que aprovechó para dar a Jorge Javier dónde más le duele.

Pero, sin duda, el momento más delirante de la noche llegaba al final de la entrevista, antes de que Jorge le entregara un gran ramo de flores como despedida. Al parecer, y según confesó después el presentador, Maria Teresa le había pedido que le dijera cosas para enfadarla, con una delirante puesta en escena que suponía el broche final a su intervención en el programa. Lo que parecía un “sketch” iba a permitir a la Campos soltar todo lo que llevaba dentro y criticar abiertamente al presentador, dándole dónde más le duele.

Así, con Jorge Javier y María Teresa persiguiéndose por el plató, Jorge comenzaba a picarla mientras Teresa le daba golpes de lo más bajos. “Rocío Carrasco no se habla con tu hija Carmen porque no estaba enterada de la portada de la revista lecturas”, decía Jorge. “Te voy a decir una cosa; dicen que tú eres un gamberro, asqueroso, que estás todo el día por ahí y que te va a dar otra vez… la cosa (refiriéndose al ictus que sufrió hace dos años). Ten cuidado”, le contestaba ella.

“Estás más solo que la una. Paco sólo va a verte, de vez en cuando, por el interés”

“Edmundo te quería tangar con la venta de tu casa”, seguía picando Jorge Javier, mientras María Teresa, le contestaba con dureza: “Una mierda pa ti, gilipollas, tonto, si no tienes a nadie. No te quiere nadie. El Paco sólo va a verte de vez en cuando por el interés”.

La cantidad de insultos, reproches y golpes bajos que le dedicó Teresa a Jorge, causó sensación en las redes sociales, cuyos usuarios no dejaron de tuitear sobre ello, convirtiendo el delirante momento en tendencia.