Maria Teresa Campos; el ocaso de una grande a manos de su sucesor

La guerra declarada por Jorge Javier Vázquez a la ex reina de las mañanas la ha dejado a los pies de los caballos. Al bando del primero se suma todo el elenco de La Fábrica de la Tele , empresa que ha puesto a sus órdenes toda la artillería pesada. Nadie protegerá a Teresa que se ha cavado su propia fosa y la de todo su clan al arremeter contra la estrella de Mediaset.

La guerra abierta entre Jorge Javier Vázquez y Teresa Campos, provocada tras el choque de egos que tuvo lugar en el último Sábado Deluxe, ha tenido graves consecuencias para la ex de Edmundo Arrocet y su prole. El futuro de las Campos en Mediaset pinta en negro tras la despiadada y contundente reacción de Jorge Javier a las provocaciones de Teresa Campos en el que, probablemente, será su último encuentro televisado. Jorge ha sido muy clarito: ha roto relaciones diplomáticas con el bando de las Campos y ha hecho la cruz al clan al completo, a quiénes recomienda batirse en retirada y no hablar.

“No quiero hacer nada más con las Campos. He cumplido” ha dejado claro el de Badalona no sin antes despacharse a gusto contra todos aquellos que lleven en su ADN el apellido Campos. El veto declarado del “dueño del cortijo” a la matriarca de las Campos y la ruptura de relaciones del presentador con toda la prole, amenaza con llevarse por delante la carrera televisiva de una de las sagas más poderosas e influyentes de la industria del entretenimiento.

Conscientes de que en esta guerra entre la que fuera la “reina de las mañanas” y el presentador estrella de la cadena, sólo uno puede salir victorioso y que un posicionamiento en el bando de los perdedores puede ser contraproducente, nadie apuesta por echar un cable a Maria Teresa Campos.

Las Campos se quedan sin apoyos en esta batalla

La veterana comunicadora se ha quedado sola. La mayoría de los colaboradores de la cadena de Fuencarral la considera ya un cadáver, por el que no merece la pena luchar. El presentador ya no parte peras y no va a permitir que nadie tire una lanza a favor de Maria Teresa Campos. Y eso que, a excepción de Ana Rosa Quintana y Alessandro Lecquio, a Teresa Campos le han dado la espalda todos los rostros de Mediaset. El propio Jorge ha recriminado la actitud del Conde Lecquio, uno de los pocos que se ha atrevido a defenderla públicamente, argumentando su avanzada edad y le ha mandado un mensaje telefónico y en directo.

En el universo Sálvame, y por ende en todos los espacios que produce “La Fábrica de la Tele, cierran filas con el “dueño del cortijo” y se desmarcan del clan con el que han trabajado, codo a codo, durante años. Ya ni aquellos que, hasta hace poco, presumían de su amistad con la veterana comunicadora y sus hijas, les defienden. Traicionan su amistad para arrimarse al sol que más calienta. Nadie quiere salir escaldado de esta guerra.

Jorge Javier culpa a Carmen Borrego del ocaso de su madre

Del ocaso de la que fuera su amiga responsabiliza especialmente a Carmen Borrego, su hija y representante. “Carmen Borrego es la culpable de que hayamos llegado a este momento, de que Teresa esté viviendo este ocaso. No hay otra. La realidad es la realidad. Carmen, asúmelo, no estás preparada para jugar en esta liga todavía” advertía a la que fuera directora de Día a Día, programa en el que colaboró en el pasado. “Puedes hacerlo, pero pretendes jugar en una liga muy complicada y no solo tú te llevas palos, sino que luego hay víctimas colaterales”.

A Terelu, quién sigue infructuosamente intentando hablar con Jorge y le manda mensajes a través de sus antiguos compañeros de plató ante la negativa del presentador a cogerle el teléfono, también quiso mandarle un duro mensaje: “Y Terelu, cada vez que entero de más cosas, muy mal chica. Es una tramposa. Está difundiendo la idea de que yo he convencido a la madre de que viniera a la entrevista. Me parece muy mal, Terelu, eres una mentirosa”.

Tampoco la más pequeña del clan, Alejandra Rubio, se ha librado de sus ataques. El presentador aseguró que la hija de Terelu tiene dos caras ya que, públicamente declara que su abuela estuvo muy bien el sábado, pero a Belén Esteban en los pasillos de Telecinco le asegura lo contrario. “Alejandra, has quedado como una ridícula. ¿Aquí estás cagada de miedo y por la calle dices que muy bien tu abuela?. Para eso, mejor cállate-le espetó el presentador, sin miramientos.

Niega a las Campos su derecho a réplica y advierte: “Esto no es un juego”.

Y por si fuera poco, el presentador les niega a las colaboradoras de “Viva la Vida”, su derecho a réplica: "Esto no es un juego-advierte- Terelu, Carmen, a una madre se la protege estando en silencio. No vayáis a la guerra porque la que va a salir perjudicada otra vez es vuestra madre, queráis o no. Vamos a intentar no mentir, no intoxicar y no falsear la realidad”.