Lila Grace Moss toma el testigo de su madre y debuta sobre la pasarela

La hija de la «top model» Kate Moss se estrena sobre la pasarela de la mano de Miu Miu en la Semana de la Moda de París

Acaba de cumplir la mayoría de edad y ya pisa fuerte. Lila Grace Moss deslumbró en su debut sobre la pasarela el pasado martes en la Semana de la Moda de París. Concretamente, lo hizo en el desfile primavera-verano 2021 de la mano de Miu Miu, donde se pudo ver a la joven lucir dos «looks» de la casa italiana. El primero de ellos, un conjunto de joyas completo con una camiseta sin mangas rosa y una minifalda naranja. El segundo, un vestido estilo «babydoll» con un top adornado con lentejuelas, una falda azul y un lazo amarillo alrededor de la cintura. Ambos sirvieron para abrir y cerrar el desfile. Un bautizo sobre la pasarela por todo lo alto que ha estado supervisado en todo momento por su madre, Kate Moss, y que supone el relevo generacional de la británica.

Es su única hija, fruto de su matrimonio con el director creativo y cofundador de la revista «Dazed», Jefferson Hack. De ella ha heredado sus ojos verdes y, al parecer, también su pasión por la moda. Aunque en su entorno dicen que Lila está más interesada en el estilismo que en posar como una top, su madre se encargó de ficharla en la agencia que lleva su mismo nombre, Kate Moss Agency. Juntas habrían preparado el salto a la fama de la joven al cumplir los 18 años (29 de septiembre) y la modelo estaría ejerciendo como mentora para introducir a Lila en el mundo de la moda. Eso sí, bajo su supervisión en cada una de las ofertas profesionales que le surgen a la joven, ya que Kate ejerce como «booker» de su hija.

View this post on Instagram

Happy 18th Birthday Lila, we love you💞💞

A post shared by Kate Moss Agency (@katemossagency) on

No es el primer trabajo como modelo que acepta Lila Grace Moss, aunque sí sobre la pasarela. En 2018, cuando tan solo tenía 16, protagonizó la campaña de belleza de Marc Jobs Beauty, siguiendo así los pasos de su madre, que con 18 años desfiló en la colección «grunge» de primavera/verano 1993 de Perry Ellis. «Cuando conocí a Lila Grace por primera vez en 2008, estaba de vacaciones en Ibiza y fui a Formentera para visitar a su madre, Kate Moss, y otros amigos y familiares. Con solo seis años, el fuerte carácter, la actitud y la gran belleza de Lila ya eran muy evidentes», confesó por entonces el diseñador Marc Jacobs.

Icono de moda

Huyendo de los excesos de una generación marcada por el maquillaje, las uñas acrílicas y los retoques estéticos a temprana edad, la naturalidad y sencillez de Lila Moss, como quiere que la llamen, la han convertido en todo un icono de moda. Una actitud que, sin duda, recuerda a los inicios de su madre y que la convierte en la digna sucesora de la top de los 90. Al igual que otras como Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford; Lily-Rose Depp, hija de Vanessa Paradis, o las hermanas Hadid, Gigi y Bella, hijas de la modelo Yolanda van den Herik.