La no muerte de Carmen Sevilla

La noticia sobre su fallecimiento se vuelve viral en Twitter

Las redes sociales “arden” con la noticia. En Twitter se lanza una noticia tétrica: “Carmen Sevilla ha muerto”. Una broma macabra de un desinformado, o de un imbécil al que no le importa jugar con la vida de los demás. En apenas diez minutos recibo más de diez llamadas de compañeros para preguntarme si es cierta la información. Soy muy amiga de Carmen desde mucho antes de que el alzheimer invadiera su vida.

Llamo inmediatamente a las dos únicas personas que ven a la actriz en la residencia Orpea, de la localidad madrileña de Aravaca, donde está ingresada desde hace cinco años.

Su amigo del alma, Moncho Ferrer, me desmiente tajantemente la noticia. Molesto por la fake, me dice que “Carmen está viva, no entiendo quien se inventa este tipo de cosas que pueden hacer tanto daño. He llamado dos veces a su residencia y me han dejado muy tranquilo. Además, su hubiera muerto ya me habría llamado su hijo Augusto para decírmelo, y esa llamada, gracias a Dios, no se ha producido”.

Poco después, es el mismo Augusto el que ratifica la falsedad: “mi madre está viva, de dónde ha salido esa noticia. No lo entiendo…”

Siento un inmenso cariño por Carmen, y no voy a negar que me puse muy nerviosa cuando me llamaron para notificarme su “presunta” muerte. Al confirmar que era mentira respiré feliz.