Tamara Falcó será marquesa de Griñón: ¿qué privilegios tiene ser marqués ?

Por el título de Grandeza de España, si se transmite de manera directa, es decir, de padres a hijos, hay que pagar 2.699 euros.

Tras el fallecimiento de Carlos Falcó, el pasado 20 de marzo, a los 83 años, por coronavirus, el marqués de Griñón repartió en testamento sus título nobiliarios.

El marquesado de Griñón ha recaído en la hija que el empresario tuvo con Isabel Preysler, segunda mujer que lo obtiene ya que la primera fue María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias-Bohórques, en 1862.

Ayer se publicó en el BOE la solicitud oficial del título por parte de la diseñadora, que podrá utilizarlo en un plazo de treinta días. Ser marqués, hoy en día, no es más que un título honorífico cuyo único privilegio es el tratamiento protocolario, como establece la Ley de 2006 sobre igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión de los títulos nobiliarios.

A pesar de lo que se pueda creer, tampoco tienen ventajas fiscales, y de hecho tienen que pagar impuestos por su transmisión. Por cada título que se hereda en España directamente de padres a hijos se paga 2.699 euros.

Los títulos nobiliarios tampoco pueden ser objeto de transacciones comerciales y su uso indebido está penalizado por ley. En España existen actualmente cerca de 3.000 títulos nobiliarios, de los que 1.300 son marquesados