Tania Llasera estalla y zanja el tema de su peso

La presentadora ha perdido 10 kilos “gracias al ayuno intermitente”

El cambio es espectacular. La presentadora ha utilizado las redes sociales para mostrar su espectacular cambio físico tras haber perdido diez kilos “gracias al ayuno intermitente”.

Pero una pérdida de peso tan grande conlleva sus consecuencias y Llasera es conscinte. Por eso ha copartido algunas imágenes en Instagram en las que se muestra que "se me cae el cuello. Fin. Y no pasa nada. Se acepta con felicidad”.

La que fuera reportera de “El Intermedio”, dejó de fumar aumentando considerablemente de peso. Un asunto que le ha provocado más de una polémica pero que ella siempre ha zanjado lanzando un mensaje positvo.

Pero durante el confinamiento, Llasera ha probado el conocido como ayuno intermitente, un estilo de vida y de alimentación de moda y que le había permitido adelgazar de forma saludable.

Los comentarios tanto de sus seguidores como de sus haters no se han hecho esperar y Llasera ha estallado en Instagram: “Siempre he oscilado en tamano. Soy asi. Y siempre me he visto bien. Es verdad que me veo mejor cuando no estoy en ningun extremo, pero nunca dejo de gustarme. Mi peso es debate desde hace anos, y lo entiendo pero me pesa. Soy mas que un cuerpo, tod@s lo somos. Aqui os dejo muchas fotos y videos de mi a lo largo de los anos. De pequena jamas le di ni un pensamiento a mi cuerpo mas alla de que funciona, y sigo pensando lo mismo, excepto que ahora que soy madre quiero durar mucho para ver a mis hijos crecer. Es decir: me interesa adoptar habitos saludables que me sientan bien, no estoy a dieta, no se trata de eso. Me cuido y mucho. Espero que se entienda ya por fin y que no tenga explicarlo y mucho mas”.

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente es un patrón alimentario que consiste en alternar periodos de ingesta con periodos de ayuno de forma más o menos estructurada. Existen diferentes modalidades, entre las que están: alternar un día de ayuno y uno de ingesta, el patrón 5:2 (5 días de ingesta y dos de ayuno) o el patrón 4:3. Fuera de estos, existen otros patrones menos testados, como el de ayunar un día a la semana, que es bastante extendido pero que no cumpliría estrictamente el patrón de ayuno intermitente, y alguno de los patrones anteriores con menos horas de ayuno (por ejemplo, ayuno de 12 horas dos días a la semana), que suelen ser los que se utilizan inicialmente en el proceso de adaptación al ayuno intermitente.