Irene Rosales pide explicaciones a su marido Kiko Rivera

Unos mensajes por whatsapp entre Kiko Rivera y Alicia, una camarera, en diciembre del 2019, han hecho saltar de nuevo el fantasma de la infidelidad

Unos mensajes por whatsapp entre Kiko Rivera y Alicia, una camarera, en diciembre del 2019, han hecho saltar de nuevo el fantasma de la infidelidad. La chica en cuestión tiene veintiséis años y conoció al hijo de la Pantoja en la discoteca sevillana “Hoyo”, de la que Kiko era uno de los dueños y, por tanto, su jefe. Rivera, según cuenta Alicia en “Sálvame”, le tiró los tejos. Irene Rosales se enteró de esta historieta y no tardó en pedir explicaciones a su marido. Y hasta le puso ciertas condiciones para seguir a su lado. Una de ellas, cuentan, que no hubiera chicas camareras en su fiesta de cumpleaños.

Pasaron los meses y ahora se repite la situación. Son antiguos amores de Kiko, en este caso Techi y Chabeli, las que desvelan que les ha estado mandando mensajes subidos de tono y de claro contenido sexual. De nuevo, y aunque intente demostrar que su matrimonio es una balsa de aceite, Irene tiene sus dudas. Kiko niega lo que otros ven evidente, no le queda otra.

Si son ciertos los rumores de infidelidad, sea física o simplemente verbal, mal favor se hace a sí mismo, a su mujer y a sus hijos, Kiko Rivera, porque todos pensábamos que su esposa le había alejado del ligoteo y de alguna adición. A la vista de las circunstancias, habrá que ver si Rosales vuelve a transigir frente a los rumores y perdona a su chico.