María Teresa Campos medita su jubilación definitiva

“Estoy muy mal, todo me está quitando la poca salud que tengo”, confiesa la veterana periodista, al saberse centro de los ataques de muchos de sus compañeros

ENTREVISTA DE MARTA ROBLES A MARÍA TERESA CAMPOS.
ENTREVISTA DE MARTA ROBLES A MARÍA TERESA CAMPOS.Alberto R. Roldán

Los últimos acontecimientos que están marcando negativamente la vida de María Teresa Campos le hacen entender que ese futuro televisivo con el que tanto sueña se ha hecho añicos. Ella buscaba una última oportunidad para demostrar que su edad, casi ochenta años, no era un obstáculo para presentar un programa en prime time, pero ni surgen ofertas ni consigue levantar el ánimo para reencontrarse con los telespectadores.

Estoy muy mal, todo me está quitando la poca salud que tengo”, confiesa la veterana periodista, al saberse centro de los ataques de muchos de sus compañeros. Pero, habría que preguntarse si realmente se encuentra preparada para abandonar para siempre una profesión que la llegó a encumbrar a lo más alto de las mañanas televisivas.

María Teresa Campos, el jueves, tras recibir un premio en Sevilla
María Teresa Campos, el jueves, tras recibir un premio en Sevilla

Sabemos que persona de su círculo más íntimo le recomiendan que se jubile, que evite confrontaciones innecesarias y que procure disfrutar de la vida lo máximo posible. Ella escucha pero no terminan de tomar una decisión. Y lo último es que podría haber decidido demandar a la revista que publicó en su portada que la Campos estaba completamente arruinada y cargada de deudas. Desmiente y se defiende en el juzgado.

Nunca la habíamos visto tan hundida. Mujer fuerte donde las haya, los vaivenes de la vida minan esa fortaleza que parecía indestructible. La jubilación se vislumbra más cercana que nunca.