Irene Montero: entre el morado republicano y el cárdeno penitencial

La ministra de Igualdad, la influencer que más apoya a Zara (Amancio Ortega), impone el morado en la temporada de otoño-invierno

Irene Montero, la influencer que más apoya a Zara (Amancio Ortega), impone el morado en la temporada de otoño-invierno. Está entre el morado republicano y el cárdeno penitencial: vivimos tiempos de duro castigo para el pueblo llano y ella es muy de Galapagar y de cantar saetas. También le conviene ponerse a tono por si al final su Pablo fuera imputado y tocara pasarlas moradas.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, dice que «Sánchez ha usado a los madrileños para tapar sus vergüenzas». Él dirá, como buen chulo de Chamberí, que para tapar sus vergüenzas necesita una hoja de parra más grande. El presi está por el verde de poner verde y el verde Peter Pan que no madura nunca, aunque quizá llegue a ser viejo verde. Eso le han llamado los envidiosos a Enrique Ponce, que ya ha grabado su primer disco a los gozos del amor.

Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar
Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar FOTO: Instagram

Todos creían que iba a hacer un dúo con Ana Soria, pero al final ha elegido a Julio Iglesias. Cosas del marketing. Sigue Enrique la estela de su admirado Manolete: ahora han descubierto unos vinilos antiquísimos en los que el torero canta «La vaca lechera». Cuesta imaginar al diestro trágico, serio y solemne cantando «tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera, me da leche merengada, ay, qué vaca tan salada, tolón, tolón…», pero ahí está la grabación. Ponce va más por rancheras, boleros y coplas. No creo que llegue a grabar, como se ha insinuado, «La Salvaora» con Lola Delgado y «Clavelitos» con García Egea, que además toca la bandurria.

Mientras, el presi sigue inmutable al ritmo alegre de la paz y del rememos todos juntos. El juglar de la unidad vive en un canto de amor continuo y apasionado por Unidas Podemos siempre ampliable en plan cama redonda a PNV, ERC y Bildu. Ya tiene elegida la felicitación que nos dedicará a todos y a todas en el Mensaje de Navidad que este año se hará desde la Moncloa: «Avancemos unidos por el bien común, con ilusión para ganar nuestro futuro». Es el mismo que envió el día de la Fiesta Multinacional. No se les ha ocurrido otro mejor. Total, ¿quién se acordará mañana de lo que Él dijo hoy? Nos estás poniendo moraditos a unidad, jefe.