La desgarradora carta de Chrissy Teigen tras perder el bebé que esperaba

Tuvo que someterse a un aborto en la semana 20 de gestación

Chrissy Teigen. (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP, File)Jordan StraussJordan Strauss/Invision/AP

A primeros de mes, Chrissy Teigen comunicaba a través de su perfil de Instagram la pérdida del hijo que esperaba junto al músico John Legend. Teigen compartió unas fotos muy duras, de ella en quirófano, una decisión que no ha sido del todo bien recibida por sus seguidores. Por ese motivo, ahora la presentadora ha decidido publicar una desgarradora carta en la que cuenta como superar la pérdida

“No tenía idea de cuándo estaría lista para escribir esto. Una parte de mí pensó que sería desde el principio, cuando todavía sentía el dolor de lo sucedido. Pensé que me sentaría en la esquina de mi habitación con las luces apagadas, simplemente alejándome de mis pensamientos. Tomaría una copa de vino tinto, me acomodaría con una manta y finalmente tendría la oportunidad de hablar de ‘lo que sucedió’”, comienza el artículo para a continuacion lanzar un mensaje a todos los que criticaron la publicación de entonces.  “No puedo expresar lo poco que me importa que odiéis las fotos. Qué poco me importa que sea algo que no hubieras hecho. Lo viví, elegí hacerlo, y más que nada, estas fotos no son para nadie más que para las personas que han vivido esto o tienen la curiosidad de preguntarse cómo es vivir algo así. Estas fotos son solo para las personas que las necesitan. Los pensamientos de los demás no me importan”.

La modelo concluye la carta dando las gracias a todos los que le han enviado constantes muestras de cariño estas semanas. termina su artículo dando las gracias por todo el cariño que ha recibido. “Escribí esto porque sabía que tenía que decir algo antes de poder seguir adelante y volver a la vida, así que realmente les agradezco por permitirme hacerlo. Jack siempre será amado, le explicaremos a nuestros hijos que existe en el viento, en los árboles y en las mariposas que ven. Muchas gracias a todas las personas que nos han tenido en sus pensamientos o que han llegado tan lejos como para enviarnos su amor e historias. Somos increíblemente afortunados”.

“Finalmente, pasé una noche bastante mala en la cama, después de una ecografía no tan buena, estaba sangrando un poco más de lo normal. Mi sangrado se estaba volviendo cada vez más intenso. El fluido alrededor de Jack se había vuelto muy bajo, apenas podía flotar. En algunos momentos, juro que estaba tan bajo que podía acostarme de espaldas y sentir sus brazos y piernas desde fuera de mi vientre. Después de un par de noches en el hospital, mi médico me dijo exactamente lo que sabía que vendría: era hora de decir adiós. Él simplemente no sobreviviría a esto, y si continuaba, yo tampoco podría. Habíamos probado bolsas y bolsas de transfusiones de sangre, cada una de las cuales me atravesó como si no hubiéramos hecho nada en absoluto. Una noche, tarde, me dijeron que sería hora de dejarlo ir por la mañana. Lloré un poco al principio, luego entré en convulsiones de mocos y lágrimas, sin poder respirar con mi propia tristeza increíblemente profunda. Incluso mientras escribo esto ahora, puedo sentir el dolor de nuevo. Me pusieron oxígeno sobre la nariz y la boca, y esa fue la primera imagen que visteis. Tristeza absoluta y completa”.