Crisis “capilar” en Villa Preysler

La prima traidora desvela el mayor secreto de la envidiada Isabel Preysler

Isabel Preysler posa para la prensa durante su asistencia a la presentación de la colección de Pedro del Hierro.ZipiEFE

Crisis “alopecica” en Villa Meona, la prima traidora desvela el mayor secreto de la envidiada Isabel Preysler. Traición en toda regla de un familiar despechado, a saber por qué motivo, al abrir la caja de los truenos. Isabel no entiende los motivos por los que su prima Alexandra ha contado su mayor secreto de alcoba. A la hispanofilipina, lo cuenta la primísima infiel, “se le cae el pelo”. Y por eso “se ha hecho varios injertos capilares”.

Se nos cae el mito, la estrella se cae del cielo, y “Socialite” es el intermediario de tan inesperada noticia. Alexandra amenaza con seguir revelando lo que su popular prima no contaría en la vida. La mujer perfecta se tambalea. Suenan las alarmas y los reproches resuenan en los oídos de la traidora. La “china”, como se conoce a la pareja actual del Nobel Vargas Llosa, está que trina, un pareado que esconde frustraciones insospechadas. Bendito dinero que arregla las imperfecciones de los ricos.