El último canto de “el loco de la colina”

Jesús malvive retirado en Sevilla añorando tiempos pasados, con la cuenta en números rojos y el ánimo por los suelos

Jesús Quintero

Nunca antes un loco estuvo tan cuerdo. Ni unos silencios sonaron tanto. Jesús Quintero fue el “Loco de la Colina” hasta que el terreno se puso tan pantanoso que acabó tragándose a quien mejores entrevistas hacia.

Hoy, Jesús malvive retirado en Sevilla añorando tiempos pasados, con la cuenta en números rojos y el ánimo por los suelos. Un amigo suyo me desvela que sus lamentos son imposibles de callar, y que una jubilación anticipada le quema las entrañas. Movió sus hilos y los hilos se rompieron en pedazos, los contactos evadían sus llamadas y su último canto quedó en susurro.

En Canal Sur no tuvieron en cuenta su postrero proyecto, Quintero quería despedirse a lo grande, con un programa de entrevistas a grandes rostros del panorama nacional, pero le dieron el no por respuesta. Se despide de los medios de comunicación por la puerta de atrás y sin el homenaje que se merece. Mal pago para el rey de las noches televisivas.