Paco Arango y su gran aportación solidaria a “Children’s Cancer Center” de Líbano

La fundación Aladina que preside cumple 15 años este noviembre

Paco Arango y su perro Batman Foto: cedida por Paco ArangoLa Razón (Custom Credit)

El 4 de agosto de 2020 se produjo una explosión masiva en el puerto de la ciudad de Beirut, capital de Líbano. Se dice que la onda expansiva tuvo la fuerza de un tornado y que se sintió hasta Chipre, a cientos de millas de distancia. Fue la explosión no nuclear más potente de la historia, según expertos y se registró como un terremoto de magnitud 3,3 en la capital libanesa y en un solo instante hizo más daño que los 15 años de la guerra civil de Líbano.

Las imágenes desgarradoras de muerte y destrucción sacudieron al mundo. Aquí en España, todos vimos esas trágicas imágenes, pero solo una persona actuó rápidamente y se presentó en la embajada de Libano para ayudar de inmediato. Esta persona fue Paco Arango.

Paco Arango, excantante, director, guionista y productor de cine es el presidente, fundador y alma de la Fundación Aladina. Soltero de oro y lo más importante, “corazón de oro”. Un filántropo en esencia, que se caracteriza por su amor a las personas en general y a los niños enfermos de cáncer en particular, a los cuales llama “sobrinos”, que se dedica a trabajar por ellos de manera totalmente desinteresada.

La Fundación Aladina nació en 2005 pero comenzó a gestarse cuatro años antes, cuando Paco empezó a pasar muchas tardes como voluntario en el Hospital del Niño Jesús de Madrid. Así fue. Visitó por primera vez el Hospital Niño Jesús en el año 2001 y ya no pudo dejarlo. Hoy la Fundación Aladina es una realidad de la que se benefician cada año más de 1.500 niños, y familias, en los 13 hospitales con los que colabora, y además, Aladina acomete grandes obras y mejoras en hospitales públicos.

La última vez que le vi fue en el funeral de su padre, Plácido Arango.

El empresario Plácido Arango (Tampico, México 1931-2020), era uno de los hombres más ricos de México según la revista Forbes, propietario del Grupo VIPS, presidente de la Fundación Príncipe de Asturias entre 1987 y 1996, patrono de honor del Museo del Prado, del que fue presidente; del Metropolitan de Nueva York, del Reina Sofía, de la Biblioteca Nacional y coleccionista de arte. Su colección parece estar integrada por más de 300 obras, sobre todo de pintura antigua, 25 de las cuales donó, en junio de 2015, al Museo del Prado, entre las que había Goyas, Zurbaranes y Murillos. Falleció el 17 de febrero y al entierro acudieron Sus Majestades Felipe VI y Doña Letizia, los Reyes Eméritos, toda la plana mayor de la cultura, de la empresa y de la Alta Sociedad. Pero también una gran cantidad de personas anónimas a las que ayudó y nadie lo sabía.

Su madre, Maria Teresa Garcia Urtiaga, nació en Bilbao, y es una de las mujeres mas bellas y elegantes que he conocido, además de una gran amiga desde hace muchos años.

Hoy tengo la gran suerte de conversar con mi gran amigo Paco Arango.

Enhorabuena Paco por tu magnifica trayectoria profesional, por tus logros humantarios, y felicidades por el 15 aniversario de la Fundacion Aladina. Eres muy solidario y ayudas a mucha gente sin hacerlo público. Te has convertido en todo un referente en servirte del mundo del entretenimiento como una herramienta para ayudar, concienciar y salvar vidas.

-Háblame de Aladina…

La fundación Aladina cumple 15 años este noviembre 2020. Aunque yo empecé trabajando con niños con cáncer en el año 2001, fueron unos años después cuando me di cuenta de que lo que yo hacía era importante y que me tenía que sobrevivir. Creo que hoy en día ya somos una organización sin ánimo de lucro reconocida y respetada, pero ya desde un principio siempre trabajamos únicamente con una meta, los niños. Yo siempre me llevo la gloria de todo lo que hacemos, pero os aseguró que estoy arropado de gente que me supera con creces y que se merecen su reconocimiento. Hemos trabajado sin parar y todos los niños con los cuales yo me he topado, están inscritos para siempre en mi corazón.

-Cuéntame la evolución y los progresos conseguidos gracias a Aladina. ¿Cuál consideras que es el mayor logro obtenido?

Que a día de hoy el 80% de los niños se curan, dato mundial que también incluye España. Ahora bien, lamentablemente hay un 20% que perdemos. Me enorgullece deciros que Aladina brilla en ese 20%, somos un pilar de luz en mitad de una tormenta trágica. Para que eso sea posible nos convertimos en un miembro más de la familia durante su larga estancia hospitalaria, y más importante, un amigo del pequeño paciente o del adolescente. Esto es importante porque cuando la cosa se pone fea, y se pone muy fea, estos pequeños guerreros, como les llamo yo, sólo aceptan a los buenos amigos.

-¿Cómo puedes sobrellevar tanta tristeza?

Yo tengo el corazón roto en más de 500 pedazos, pero no lo cambiaría por nada. Alguien me concedió una butaca en la primera fila a uno de los mayores espectáculos del amor. Parece mentira, pero en mitad de lo que os cuento que es triste, sobresale una enorme sensación de alegría y ternura.

-¿Cómo ayudas a las familias a afrontar la perdida de un hijo?

Cuando se nos va un ángel, Aladina no se despide. Empezamos un duelo de luto que dura un año juntando a padres y madres que han tenido una experiencia similar en ese mismo año. Liderados por Valeria, una magnífica psiconcóloga, las reuniones van dando su fruto a lo largo del año. Todos aquellos padres sin duda piensan al principio que no seguirán con el duelo, pero al final del año, son ellos que no quieren que termine. Esto es el mayor regalo que le podemos hacer a sus hijos que ya no están con nosotros. Asegurarnos que sus padres ahora lucharán por ser felices ellos y por sus hermanos. Con los años también hemos empezado a trabajar muy de cerca con el equipo de paliativos que son extraordinarios.

-¿En qué hospital empezasteis vuestra actividad?

Empezamos en el Hospital Niño Jesús de Madrid, un hospital de referencia que tiene un alto número de pacientes oncológicos. Me propuse que Aladina tuviera dos metas principales. Arropar diariamente a pie de cama a cuantos más niños posible, y recaudar dinero para mejorar las instalaciones de los hospitales. Al mismo tiempo, como yo soy cineasta, hice un contrato conmigo mismo que yo nunca ganaría dinero con una película, toda la recaudación sería para la causa.

Goya Toledo, Aitana Sánchez Gijón y Paco Arango. Foto cedida por Paco ArangoLa Razón (Custom Credit)

-Tu primera película fue Maktub (2011) con Goya Toledo, Aitana Sánchez Gijón y Rosa María Sardá, recibió tres nominaciones a los Premios Goya en 2011 y recaudó el dinero suficiente para llevar a cabo 171 trasplantes en el Hospital Niño Jesús de Madrid. La palabra Maktub viene del árabe y significa ‘estaba escrito’, porque ciertas casualidades son algo más que casualidades.

En palabras de nuestra amiga, la gran actriz Goya Toledo: "Paco Arango es una persona creativa, generosa, muy amigo de su gente y de todos lo que están a su alrededor. Le conozco desde hace más de dos décadas.

Cuando yo estudiaba arte dramático, me decía que el día que hiciera su primera película yo sería una de las protagonistas, y así fue diez años después.

Su compromiso con los niños enfermos y su anhelo siempre de ayudar, le llevó a crear la Fundación Aladina. De ahí surgió la historia de Maktub, una película maravillosa que habla de la vida, del destino y de la belleza y fuerza interior de las personas, entre otras cosas. Fue una película con mucho éxito y todo el dinero recaudado se invirtió en el centro Maktub, el Centro de transplantes de médula ósea que está en el Hospital Niño Jesús.

Y así es Paco, sigue cosechando éxitos como director en sus películas, pero lo único que le importa es que el dinero que se recaude se invierta en combatir , investigar y ayudar a los niños enfermos de cáncer.

Toda mi admiración siempre a todo el equipo de la Fundación Aladina, y MUCHAS FELICIDADES!!!! Que cumpla muchíííííííísimos mas!!!!!"

Eres un artista comprometido con las causas sociales y con tus películas y tu fundación creas felicidad y una gran esperanza para que los niños enfermos se curen.

Nasrin, Paco y Masumeh Foto: Nasrin ZhiyanLa Razón (Custom Credit)

Massumeh, creadora de la marca de cosméticos que lleva su nombre, siempre ha dicho que Paco es un gran ejemplo de solidaridad y generosidad, como su madre y toda su familia, de la que es gran amiga desde hace muchos años.

Nuestra amiga en común Nuria González te ha querido dedicar estas palabras: “La humanidad se refleja en Paco Arango cuando se habla de solidaridad y de la dedicacion a los demás”

Para la gran actriz y ganadora de tres Goya, Emma Suárez, “Paco Arango es un hombre compasivo y solidario. Siempre sonriendo y transmitiendo alegría, y lo que hace es maravilloso”

-¿Cuáles han sido los mayores logros de Aladina en los últimos 15 años?

Resalto varios acontecimientos que han sido muy importantes durante estos 15 años. En el hospital Niño Jesús hemos hecho el centro de trasplantes Maktub (los fondos provienen de mi película Maktub). Sin lugar a duda uno de los mejores centros de trasplantes de médula ósea en España en manos de grandes doctores. Hoy en día se ha superado 350 los trasplantes. En este mismo hospital la UCI ALADINA fue inaugurada hace pocos años. Con un coste aproximado de 1.5.000.000€, el hospital Niño Jesús ahora tiene un lujo de unidad de cuidados intensivos necesario y maravilloso. Hay más de 18 hospitales de la Comunidad de Madrid que atiende en el hospital niño Jesús por no tener UCI, y por ello aún más la alegría. Aún sin inaugurar, pero ya abierto, la primera vez que un hospital tiene un centro de paliativos pediátrico donde pueden ingresar los niños gracias a Aladina. Me alargaría si siguiese contando todas estas mejoras que están ya en más de 13 hospitales por toda la península de España. Por otro lado, de lo que más me enorgullece son los distintos programas que tenemos ya en marcha y que son tan efectivos. El programa de psiconcólogas: una figura tan necesaria como un bombero en mitad del fuego. Aladina tiene posicionado a mucha de ellas en distintas ciudades de España y su labor no tiene precio. Hemos también establecido como norma el que los niños y los adolescentes hagan ejercicio a través de un equipo ejemplar. La quimioterapia sin lugar a duda se lleva mucho mejor cuando el paciente está activo y no os podéis imaginar los frutos que esto está dando.

Aladina tiene una importante proyección internacional.

Poca gente sabe que Aladina está muy presente también fuera de España. Gracias a las películas que he hecho, mi equipo y yo nos hemos recorrido muchísimos países de Latinoamérica escogiendo fundaciones locales que arropamos y a los cuales les damos la recaudación de la película. “Lo que de verdad importa” (THE HEALER), recaudó más de 4.000.000 € para niños y tuvo un gran éxito en taquilla en cada país donde fue emitida. Siempre fue precioso ver cómo la gente acudía al cine a ver una película que gustaba, pero que sabían que hacían el bien por el mero hecho de ir al cine. Esas fundaciones ahora son amigas y hermanas de Aladina y hemos incluso repetido donaciones. El colofón de esta acción fue que hubo un pequeño milagro. Este verano 2020, concretamente el 3 de junio, “Lo que de verdad importa” (THE HEALER), se posicionó como número uno en Netflix USA. Ahora ya puedo confirmar que no estoy loco y que tiene que haber más locos como yo.

-Enhorabuena! “Lo que de verdad importa” se ha convertido este año en la cuarta película más taquillera en España, con más de medio millón de espectadores y una recaudación de 2,7 millones de euros.

La película está dedicada al actor estadounidense Paul Newman (1925-2008), quien también trabajó durante muchos años a favor de niños con enfermedades graves, creando una marca de comestibles totalmente benéficos que llegó a generar 540 millones de dólares.

Los Rodríguez y el Más Allá (2019) ha sido su última película hasta el momento, con Geraldin Chaplin, Santiago Segura y Antonio Velázquez, que también destinó una parte importante de su recaudación a ayudar a niños con cáncer a través de la Fundación Aladina.

Macarena Rey Marín, CEO de Shine Iberia, la productora detrás de programas de TV de máxima audiencia como , ‘MasterChef’, ‘Maestros de la Costura’, ‘Prodigios’ o ‘Me Resbala’ te ha querido dedicar estas emotivas palabras: “Paco es inteligente, creativo, un gran productor de cine que ha triunfado fuera de nuestras fronteras en el mercado más complicado del mundo: el americano. Pero por encima de todas las cosas Paco es una de las personas más buenas que he conocido en mi vida. Es un alma tan pura y tan generosa con cualquiera, que yo sólo espero que la vida le regale tanta felicidad como la que ha entregado él a lo largo de su vida.”

Has querido conmemorar este aniversario tan especial haciendo un repaso de todo lo conseguido hasta el momento por Aladina, lo que se puede resumir en la siguiente frase: ¡Infinitos actos de gran generosidad!

Queremos celebrar este 15º aniversario con varios hitos extraordinarios. El primero ha sido la donación de medio millón de dólares al CCCL (Children´s Cancer Center of Lebanon) del Líbano. La terrorífica explosión de agosto en Beirut causó estragos en muchos hospitales pediátricos imposibilitando los trasplantes de médula. Esta urgente y extraordinaria donación ha permitido que los médicos sigan trabajando y salvando vidas. Quiero remarcar, y no por darme crédito, que esta donación no provino de los fondos de Aladina y de sus generosos socios. Habrá sin duda más acciones extraordinarias este año como por ejemplo, la situación en Venezuela y estamos trabajando para poder ayudar a mucho Niño oncológico este mismo año.

La Excma. Sra Hala Keyruz, la embajadora de Líbano en España, te ha querido dedicar estas palabras de agradecimiento: "La maravillosa contribución de 500,000 dolares al “Children´s Cancer Center” de Líbano, que ha sido posible gracias a la generosidad de Paco Arango a través de La Fundación Aladina, llega en un momento crítico para el sistema sanitario de Líbano.

Líbano está atravesando una emergencia humanitaria a raíz de la explosión del Puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, lo que ha añadido aún más presión al sistema sanitario ya trastocado por una crisis económica, por la pandemia del COVID-19 y por la acogida de un millón y medio de refugiados en un país de alrededor de 5 millones de personas. La explosión dejó un saldo de muchas vidas humanas, más de 6000 heridos y 300.000 personas sin hogar, y muchos hospitales sufrieron daños considerables, además de escasez de suministros médicos.

En este contexto, “Children’s Cancer Center”, pionero en tratamientos pediátricos contra el cáncer, con dos misiones de esperanza y un futuro saludable para los niños libaneses, y donde estos reciben tratamiento sin coste alguno, depende al 100% de las donaciones, sin las cuales no podría sobrevivir. El centro necesita ayuda ahora más que nunca para hacer frente a la nueva situación y marcar la diferencia en la vida de los niños enfermos.

Con esta donación, que representa su mayor contribución a un proyecto internacional, Aladina está confirmando que su objetivo es aliviar el sufrimiento de todos los niños del mundo.

No soy yo la que debe explicar la labor más que conocida de la Fundación Aladina. Me gustaría solo añadir, a todos los elogios que recibe la labor de esta ONG, el pensamiento que se me ha ocurrido a raíz de la donación ofrecida a nuestro Centro de Cáncer Infantil en Líbano.

En una sensación maravillosa, alentadora y esperanzadora ver la constancia y honradez en el principio de ayuda, sin tener en cuenta factores de fronteras, raza o religión.

Aladina ha demostrado que su verdadero objetivo es aliviar el sufrimiento de los niños en el mundo sin discriminación ni filtro; que están ahí siempre que se les necesita y que no hay fondo a su generosidad.

Claro está que este espíritu es la esencia de su fundador el Sr. Arango.

Paco es el perfecto ejemplo de persona capaz de movilizar energía personal, medios y conocimientos con el fin de ayudar a los que más lo necesitan, pero más allá de su figura de filántropo está el ser humano que me impactó conocer personalmente.

He podido comprobar de primera mano su calidad humana, su altruismo, su infinito sentimiento de responsabilidad social, así como su calidez y sencillez en el trato. Su energía positiva, su sentido del compartir y la pasión que vuelca en su tarea me han reforzado el ánimo y me han devuelto la esperanza en la raza humana.

Creo que Paco ha devuelto a la palabra “cooperación” un sentido que ha perdido de tanto usarla: amar al ser humano y trabajar sin tregua para mejorar sus condiciones de vida."

El 24 de octubre de este año 2020 se cumplen 75 años de la creación de la Organización de las Naciones Unidas, y el pasado 21 de septiembre fue el Día Internacional de La Paz. Eres una persona muy comprometida con la vida, la libertad, los derechos humanos y la paz mundial. En este marco de celebración, ¿Cuáles serian tus mensajes para estas fechas tan señaladas?

Espero seguir contando con la confianza de los españoles para que cada día seamos una familia más numerosa. Os prometo, os sentiréis orgullosos de formar parte de esta necesaria e imprescindible misión: que ningún niño enfermo jamás pierda su sonrisa.

-¿Cuál es tu próximo proyecto?

Estoy ahora trabajando en mi próxima película “11%”, una fábula maravillosa que una vez más será 100% benéfica.

Gracias Paco. Te deseo que sigas con tu extraordinaria trayectoria, ayudando a todo aquel niño que lo necesita.