Caso Isabel Pantoja: ¿Era inevitable la guerra entre madre e hijo?

Mila Ximénez, la que fuera el azote de la Pantoja hasta hace unos meses, ha explicado que se pudo evitar el enfrentamiento familiar que ha acabado en la portada de Lecturas. Sin embargo, otras personas del entorno Pantojil, como la “dulce” niñera de Kiko y la" tita" Raquel Bollo, discrepan. Ahora, la revista Hola trata de conseguir que Isabel Pantoja responda a su hijo a golpe de talonario.

LA CANTANTE ISABEL PANTOJA Y SU HIJO FRANCISCO RIVERA PANTOJA " PAQUIRRIN " DURANTE LA INAUGURACION DE LA PLAZA " ISABEL PANTOJA " EN FUENGIROLAJX©GTRESONLINE

¡Quién le iba a decir a Mila Ximénez (67 años) que algún día se convertiría en la confidente de los hijos de Isabel Pantoja, Kiko y Chabelita!. Eligieron a la ex de Santana, enemiga pública de su madre, como paño de lágrimas cuando ambos decidieron hacer públicas sus disputas con la viuda de Paquirri. Dos golpes bajos en plena línea de flotación de Isabel Pantoja. Si el primero, el de Isa Pi, no consiguió desestabilizar a la matriarca, el desmedido ataque de su “pequeño del alma” ha acabado por hundir a la tonadillera.

Que la revista Lecturas decidiera dar el scopp de su vida a su colaboradora Mila Ximénez en vez de a Karmele Izaguirre, la periodista en nómina de la revista, aseguraba aún mayor repercusión mediática a unas declaraciones ya de por sí históricas. Aún así, a la casa del DJ se acercaron ambas, el pasado domingo, para realizar en tándem las preguntas que iban a hacer arder Cantora. Ni ellas mismas eran conscientes de la trascendencia que iban a tener las palabras de Kiko y que estaban a punto de quedar registradas para la eternidad en la grabadora digital de la periodista vasca.

La periodista vasca Karmele Izaguirre, autora junto a Mila Ximénez, de la entrevista a Kiko RiveraLa Razón (Custom Credit)GTRES

No fue difícil sacar a Kiko Rivera todo lo que llevaba dentro y había callado durante años. Unas horas antes de que las colaboradoras de la revista cruzaran la puerta de su casa de Castilleja de la Cuesta, el DJ había recibido la llamada telefónica de Cyntia Ruíz, la abogada de los Pantoja, reclamándole que le entregara el coche que estaba a nombre de una empresa de la tonadillera pero que pagaba su hijo. A Kiko se le llevaban los demonios y fuera de sí, desató la verborrea más brutal que nadie hubiera podido imaginar contra Isabel Pantoja.

Karmele Izaguirre y Mila Ximénez, el dúo que canalizó el mayor ataque a la tonadillera de la historia.

En las páginas de Lecturas y en el programa Sálvame donde colabora la sevillana han sabido sacar rédito a lo que dijo y no dijo, pero vivió Mila en las horas que estuvo entrevistando a Kiko Rivera. El hecho de que, la que fuera enemiga máxima de Isabel Pantoja, añade aún más morbo a sus palabras.

En la versión online de la publicación destacaban así el papel de Mila Ximénez como entrevistadora: “El gran mérito de Mila ha sido el de no sacar de su catarsis a Kiko, el saber canalizar su dolor en nuestras páginas... Mila ha sabido escuchar su torrente de sentimientos”. Y aunque Mila asegure que no ha querido hacer sangre ni daño a Isabel Pantoja, por quién dice sentir cariño, nadie le va a quitar el mérito de haber firmado las palabras más duras y crueles dedicadas a la cantante sevillana.

Omar Montes, Isabel Pantoja y Kiko Rivera juntos en el día de NavidadIsabel Pantoja / TWITTER

"Kiko no deja de mirarse en los ojos de Mila, necesita saber que ella entiende su desgarro... Mila ha logrado que Kiko conecte con su yo más íntimo y se exprese sin censuras-dice Lecturas. Una mirada de tristeza y decepción, de dolor y de venganza, que no escapa al escrutinio del círculo más cercano a Cantora quiénes, como Raquel Bollo, aseguran que tras la conversación de madre e hijo en Sábado Deluxe ya intuían el tsunami que se avecinaba. No dice lo mismo Dulce, la niñera de los Pantojitas, que nunca creyó que llegaría el momento de que el DJ abriera los ojos con respecto a su madre. Las dos coinciden, sin embargo, en que será imposible recuperar la relación que existían entre ellos antes de las incendiarias palabras de Kiko Rivera.

Cuatro horas de conversación con Kiko para dinamitar Cantora.

“Kiko me conquistó- aseguraba Mila en Telecinco días después del bombazo. "Contó muchas verdades. La entrevista duró 4 horas y no quería irse a casa, estoy convencida de que era porque tenía el miedo a la soledad”.

La colaboradora de Sálvame explicó en directo que “Yo no metí gasolina. Todo lo contrario. Hubo un momento en que a modo de protección le dije que parásemos y fuésemos a dar un paseo porque lo quería soltar todo”. Mila aseguraba a sus compañeros de plató que ella no estaba destinada a hacer la entrevista: “Yo cerré esa entrevista el viernes a mediodía. Yo estaba tomando algo el día anterior y no tenía ni idea de que iba a hacerla."

Kiko Rivera posa con Mila Ximénez para anunciar la entrevista más demoledora contra su madre.@kikorivera

De hecho, Ximénez aseguró que intentó que Isabel arreglara las desavenencias con su primogénito en privado. Las negociaciones entre la revista y el hijo de Pantoja se paran a la espera de que se solucione el conflicto. La exclusiva pende de un hilo pero el sábado, tras veinticuatro horas esperando una llamada que no llega, Kiko Rivera decide tirar adelante con la entrevista que iba a dinamitar Cantora.

La mediación de Mila en el conflicto familiar hizo que Luis Pliego, director de Lecturas, pidiera a su colaboradora que acompañara a Karmele a Sevilla y posara en la revista con Kiko. Además de firmar la entrevista, la ex de Manolo Santana, protagoniza la portada posando con Kiko Rivera. Sin duda, una jugada maestra de la publicación que agotó los ejemplares en pocas horas. Ahora toca esperar la respuesta de Isabel Pantoja quien no habría aceptado, de momento, la oferta que le ha realizado la revista Hola.